​"Constatamos que las medidas del Gobierno son totalmente deficientes para evitar la muerte de muchas empresas". Así lo ha aseverado el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell, durante una rueda de prensa telemática para hacer una valoración del avance de la crisis del coronavirus. Al mismo tiempo, ha denunciado la "insuficiencia" de las medidas propuestas por Pedro Sánchez para paliar las consecuencias económicas de la pandemia, asegurando que "los 100.000 millones de avales del Estado no ayudarán a solucionar problemas de tesorería a corto plazo" y ha hecho una lista de demandas, entre las cuales incluye la suspensión o prórroga de pagos para pymes y autónomos y la intervención del sector bancario, entre otros.

Los ERTE, "la herramienta más adecuada"

"Hay que actuar rápido y con contundencia", ha exigido Canadell, y ha recordado los resultados de su encuesta, hechos públicos ayer, en que se constata que una de cada tres empresas ha tenido que cerrar del todo su actividad, y hasta un 53% tienen pensado poner en marcha un proceso de ERTE. Con respecto a eso, Canadell ha aseverado que "los ERTE son la mejor herramienta que tenemos" en este contexto y que lo que se tiene que garantizar es que "después las empresas no empiecen ERE". En este sentido, ha asegurado que "un ERTE es una herramienta muy adecuada porque es una herramienta temporal y entendemos que se tiene que utilizar de forma masiva en todas aquellas empresas que realmente han visto afectada de una manera significativa su actividad",

Sin embargo, los sindicatos UGT y CCOO han denunciado reiteradamente estos días un "auge de ERTEs fraudulentos y empresas oportunistas que se aprovechan de la situación para recibir ayudas que no necesitan". Preguntado por eso Canadell ha aseverado que no les consta, pero "confiamos en que la mayoría de los empresarios son conscientes y lo están haciendo bien". Al mismo tiempo, ha explicado que "empezamos a tener noticias de ERTE que se están rechazando y queremos analizarlos y evitar que se rechacen expedientes que tienen razón de ser".

Hasta el jueves y en tan sólo dos semanas, en Catalunya un total de 51.340 empresas han presentado un ERTE, con 407.278 trabajadores a los cuales se ha suspendido temporalmente el contrato y pasarán a cobrar el paro. Canadell ha remarcado que los expedientes temporales permiten asegurar que las empresas puedan salir adelante y no cierren durante esta crisis, y ha advertido que, si no se hacen, se acabará llegando a los expedientes de regulación de empleo (ERE) en unos meses.

Exoneraciones y prórrogas

Entre los reclamos de la Cámara para poder garantizar una mayor resiliencia del tejido empresarial predominan las peticiones de exonerar y condonar impuestos y cuotas. De entrada, Canadell reclama que las pymes puedan diferir sus obligaciones fiscales con las administraciones durante tres meses sin recargos". Además, exige "condonar las cuotas de la Seguridad Social a todos los autónomos durante tres meses prorrogables", lo que calcula que implicaría unos 2.600 millones de euros al Estado, "que no es ninguna gran cosa".

Al mismo tiempo, propone "exonerar a las pymes del pago de la Seguridad Social de sus trabajadores durante 3 meses, prorrogables, a cambio de mantener su plantilla", algo que según sus cálculos implicaría unos 15.000 millones de euros. Además, también considera que "las administraciones tienen que pagar a todos los proveedores pendientes ahora mismo", cosa que supondría "una inyección de liquidez de 14.000 millones de euros", asegura.

El confinamiento total

Por último, desde la Cámara se insiste, igual que lo hace el gobierno catalán, en la necesidad de un confinamiento total. "Creemos que la medida de confinamiento total ya se tendría que haber adoptado hace dos semanas. Ahora, las dos o tres próximas semanas son clave y si no lo hacemos, esta crisis se alargará mucho más", ha aseverado Canadell.

"Para nosotros hay que hacer el confinamiento, y el paro empresarial tendría que tener una restricción total durante estas dos o tres semanas, y después ir saliendo de manera progresiva". En este sentido, avisa que "si hacemos bien las cosas, en 3 meses tendríamos que tener una actividad bastante recuperada, pero si no las hacemos bien, podemos estar todo el año acarreando esta crisis".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat