La última vez que se celebró un Consejo de Ministros en Barcelona fue el 20 febrero de 1976; lo presidió el recién proclamado rey Juan Carlos I, en pleno tardofranquismo. Se celebró en el Palacete Albéniz, en Montjuïc. Un edificio propiedad del Estado, que usan los miembros de la Casa Real española en sus desplazamientos a Barcelona. En cambio, el actual presidente del Gobierno español, que dentro de 8 días reunirá su Gabinete también en Barcelona, ha escogido un edificio de propiedad privada, la Llotja de Mar, y ha pagado un alquiler por las instalaciones, según han asegurado a El Nacional fuentes de la entidad que lo gestiona, la Cámara de Comercio de Barcelona.

Desde la Cámara, su presidente, Miquel Valls, ha asegurado que están "muy satisfechos" de la elección de Sánchez, y lo ven como un reconocimiento a la institución. Aunque la Cámara no ha querido aclarar los aspectos del trato, las fuentes consultadas han asegurado que los trámites del alquiler se han hecho siguiendo el protocolo habitual, "con las mismas condiciones" que rigen para cualquier otro contratante. ¿Pero cuál es el precio estándar de celebrar un acto en la Llotja? ¿Cuánto habría pagado el Gobierno español para disfrutar de los salones del emblemático edificio del paseo Isabel II de la capital catalana?

El noble edificio de la Llotja de Mar consta de ocho salas donde se hacen acontecimientos, un patio exterior y una escalera de Honor de estilo gótico. Ni desde la Cámara ni desde el gobierno español han querido dar indicaciones de qué salas se usarán para celebrar el Consejo de Ministros, alegando razones de seguridad. Parece ser que el Gobierno español quiere una sala para hacer el Consejo y otra para hacer la rueda de prensa posterior.

De todos modos, se cerrará todo el edificio para la reunión del Ejecutivo español, igualmente por obvias razones de seguridad. De hecho, los Mossos d'Esquadra han desaconsejado hacer la reunión en la Llotja por este motivo y pusieron sobre la mesa otras opciones, como el citado Palauet Albèniz. La decisión de Sánchez, que reúne el Consejo de Ministros en el aniversario de las elecciones del 21-D, impuestas por el artículo 155, ha indignado al independentismo y se han convocado varias movilizaciones de protesta.

Ni la Cámara de Comercio ni fuentes del Gobierno español consultadas por este diario han precisado la cantidad que el Ejecutivo del PSOE pagará por el alquiler del edificio. Según los precios estándar por el alquiler que ha podido conocer este diario, alquilar todas las salas de la Llotja tendría un coste medio de 36.500 euros.

La tarifa varía en función del tipo de acto que se hace, de si hay catering, de la cantidad de personas... Además del coste del alquiler de los espacios de la Llotja, la "factura" total de la reunión del gobierno español en Barcelona incluye otros gastos a cargo del contribuyente como el coste extra de seguridad de traer al menos 400 antidisturbios para blindar el edificio y otros capítulos.

No es la primera vez que Sánchez reúne a su ejecutivo fuera de Madrid. La última vez que el Consejo se desplazó fue en Sevilla, el pasado 26 de octubre, pero en este caso la sede escogida fue la Delegación del Gobierno español, en la Plaza España de la capital andaluza. Un edificio propiedad del Estado, cuyo uso, por lo tanto, tiene un coste cero para las arcas públicas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat