El primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha anunciado este viernes un ERTE que afectará a unos 300 trabajadores porque las restricciones por los rebrotes de Covid-19 obligan a mantener cerrados la Anella Olímpica de Montjuïc, el Fòrum, el Zoo y el Parque de Atracciones Tibidabo.

"Lamentamos la falta de agilidad del Procicat para dar respuesta a las peticiones de autorizaciones de apertura", ha lamentado Collboni, que ha afirmado que se trata de espacios de ocio urbano al aire libre y seguros, que han adoptado las medidas de protección y han obtenido la certificación 'Global Safe Site Excellence' de Bureau Veritas.

El concejal ha subrayado que la "indefinición del Procicat" es la causa de las afectaciones laborales y sociales de BSM y PATSA, que gestiona el Tibidabo, y ha dicho que el ERTE es imprescindible para paliar las consecuencias económicas y preservar las condiciones laborales de las personas afectadas por el cierre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat