El Índice de Expectativas Bursátiles de los Economistas (IEBE) catalanes prevé que el IBEX 35 encierre el cuarto trimestre de este año en torno a los 9.250 puntos, delante de los 9.400 del año pasado, en un contexto de "mucha volatilidad" marcada por el brexit y la política proteccionista de los Estados Unidos. Según ha informado al Colegio de Economistas de Catalunya, la bolsa española ya ha descontado estos factores políticos y considera que sólo noticias "muy inesperadas podrían afecta al selectivo español de manera relevante".

Esta evaluación se realizó el lunes pasado, el mismo día en que se conoció la sentencia del Tribunal Supremo sobre los presos políticos y, aunque todavía no se conocían los disturbios que provocó, se comentó que probablemente la sentencia no tendría efectos significativos sobre el índice español.

Por otra parte, entre los factores positivos destacan una elevada rentabilidad por dividendo, dando a la bolsa española un atractivo en términos de retorno con respecto a la renta fija. También esperan que los beneficios empresariales del 2019 sean positivos, cosa que podría favorecer la recta final del año en la medida en que esta expectativa se vaya consolidando.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat