El cierre de bares, restaurantes y centros de estética, además de las restricciones al comercio, han dejado en shock a las empresas del sector, que a penas empezaban a levantar cabeza tras las pasadas medidas por el coronavirus. Esto se ve reflejado en el número de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que han aumentado notablemente en los últimos días.

Entre el pasado viernes y el lunes, han sido 1.556 las empresas que se han visto obligadas a presentar un Expediente de este tipo en el Departamento de Trabajo, por lo que sus empleados han pasado a trabajar de manera temporal o han visto reducida su jornada. Concretamente —y en cuatro días—,13.698 trabajadores han sido incluidos en estos expedientes, según recoge la agencia ACN.

Así lo ha asegurado el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias del Govern, Chakir el Homrani, en una rueda de prensa este martes. Además, ha puntualizado que el crecimiento podría ser superior ya que la conselleria no controla cuántos empleados han vuelto a ser incluidos en expedientes "vivos", cifras que dependen del Gobierno.

Varias personas esperando delante de un local. Foto: Sergi Alcazar
Varias personas esperando delante de un local. Foto: Sergi Alcazar

Es el primer incremento notable de expedientes que llega al Departamento desde el pico registrado durante el confinamiento. Barcelona sigue siendo el epicentro del fenómeno de los ERTE, ya que concentra 1.215 de los nuevos procedimientos y 10.861 personas, dado el extenso tejido empresarial de la localidad cosmopolita.

Los restauradores y otros empresarios que han optado por hibernar su producción a través de un expediente lo han podido hacer con las nuevas modalidades aprobadas hace pocas semanas. Así, 862 compañías han pedido un expediente de impedimento, que va acompañado de una exoneración de prácticamente el total de cuotas. Por otra parte, 660 empresas han optado por un ERTE de fuerza mayor y 34 por uno de causas económicas, organizativas y de producción. Antes de las nuevas restricciones, Catalunya había unas 146.000 personas afectadas por ERTE, según los datos de la Seguridad Social.

A partir de este martes, estos locales dispondrán también de una nueva medida del Govern de Catalunya, que permite reducir a la mitad los alquileres de los locales comerciales cerrados forzosamente por la pandemia al 50% en caso de que el arrendatario y el propietario no se pongan de acuerdo en otras modificaciones. 

 

Imagen principal: Restaurantes cerrados por la crisis del coronavirus. Foto: Sergi Alcazar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat