El vicepresidente del Govern con funciones de presidente, Pere Aragonès, ha pedido hoy por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ayudas directas para los sectores más afectados por las restricciones para frenar la Covid, los del comercio, la restauración y la hostelería. También ha instado en el Gobierno a tomar medidas laborales como la obligatoriedad del teletrabajo en aquellos puestos de trabajo donde sea posible y la prórroga de los ERTE.

El también conseller d'Economia i Hisenda ha definido las peticiones expresadas a la carta como "decisiones que son responsabilidad del Gobierno" y que son necesarias para encarar con garantías las restricciones que el Govern aprobó al principio de semana y que se mantendrán, como mínimo, desde el 7 hasta el 17 de enero.

Ayudas directas

Aragonès reclama en la carta ayudas directas para el comercio, la hostelería y la restauración, los sectores más afectados por las restricciones para frenar la expansión del virus, que el presidente en funciones ha definido como "medidas difíciles pero necesarias". Aragonès cree que estas tienen que ir acompañadas de ayudas económicas que hagan las restricciones sostenibles en el tiempo y que compensen el sacrificio de los sectores. También ha definido las medidas tributarias establecidas hasta ahora, relativas a la seguridad social o avales aprobados, como "insuficientes".

El vicepresidente en funciones cree que al Gobierno, como recaudador de impuestos y con mayor capacidad económica, le corresponde poner en marcha un plan de ayudas como han hecho al resto de países europeos. En este sentido, defendió ayer en una entrevista con la Agencia EFE un modelo europeo de ayudas a los negocios que proporcione un 70-80% de la facturación de año anterior.

El dirigente d'Esquerra aseguró ayer que "Catalunya no es Alemania, pero si fuera un Estado independiente tendríamos los recursos para poder hacer frente a las pérdidas de facturación de los sectores afectados".

Teletrabajo y ERTE

Aragonès también ha instado en el Gobierno a utilizar sus competencias para hacer obligatorio el teletrabajo o trabajo a distancia en todos los puestos de trabajo donde sea posible o, en caso contrario, que faculte inmediatamente a la Generalitat de Catalunya para hacerlo. En la carta, el conseller d'Economia i Hisenda explica que la normativa vigente establecida por el gobierno central establece un carácter voluntario para el teletrabajo y no como "una obligación de acuerdo con las necesidades de salud pública".

Según Aragonès, si se consiguiera elevar el porcentaje de teletrabajo "desde el 8 o 10% actual a un 30%", se podría reducir la movilidad y evitar algunas de las restricciones para frenar la pandemia.

Con respecto a los ERTE, Aragonès pide a Sánchez que se prorrogue más allá del 31 de enero la posibilidad de acogerse en un ERTE por fuerza mayor y propone prolongar esta herramienta económica hasta el 30 de junio. En este sentido, el gobierno central ha propuesto hoy prorrogar los ERTE hasta el 31 de mayo, una fecha sobre la cual hay "bastante consenso" entre el ejecutivo y los agentes sociales.

Aragonès ha apelado al Gobierno a no hacer "dejadez de sus funciones" y a que tome las medidas necesarias "pensando en los ciudadanos de Catalunya". El conseller d'Economia i Hisenda ha expresado la voluntad de acompañar las restricciones con compensaciones económicas "a pesar de todas las limitaciones que nos impone el marco legislativo estatal" y ha recordado a Sánchez que el objetivo del gobierno catalán es "superar estas limitaciones y tener todas las herramientas de un estado independiente".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat