Una trabajadora de mantenimiento de carreteras del Estado ha dedicado parte de la mañana a retirar los lazos amarillos de un lateral de la carretera N260 de la Seu d'Urgell, en la zona del polígono de Lleteries, tal y como han registrado las cámaras de Prineus Televisió.

Este gesto está motivado por el paso por la Seu d'Urgell de la decimonovena etapa de la Vuelta a España, que acaba en Andorra. Este jueves, los ciclistas cruzaron la línea de meta en Lleida entre estelades y gritos de "libertad presos políticos".

Así lucía de madrugada la misma carretera, llena de lazos amarillos:

El gobierno intenta borrar cualquier rastro de reivindicación política que se pueda difundir a través de las televisiones que emiten una de las últimas etapas de la Vuelta, que se desarrolla íntegramente en Catalunya. Una tarea casi imposible.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat