El próximo mes de septiembre cuando el Barça prepare la temporada 2020/21 tendrá una cara nueva. Ya no estará Arthur Melo, que se marchará a la Juventus, pero sí estará presente Miralem Pjanic.

El nuevo futbolista del Barça ha celebrado en una fiesta privada con su entorno más próximo el fichaje por el club blaugrana. Y se le ha visto emocionado y con gran pena para que dentro de poco tenga que abandonar Turín después de cuatro temporadas, y desde el 2011 que está en Italia.

A sus 30 años volverá a cambiar de club y a partir de ahora lo hará vistiendo la camiseta del Barça. La celebración, con familiares y amigos, ha acabado con Pjanic abrazado a su padre y llorando.

Pjanic ficha por el Barça a cambio de 60 millones y cinco más en variables, y recordemos que ya dijo sus primeras palabras en catalán horas después de anunciarse su fichaje por el club blaugrana.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat