Quique Setién lo niega todo, absolutamente todo. En un tono más caliente del habitual, y después de que varias informaciones apuntaran que la plantilla del Barça se estaba distanciando del técnico, Setién ha asegurado que no tiene ningún problema con sus futbolistas en la rueda de prensa previa al partido de este sábado contra la Real Sociedad.

"Estos futbolistas tienen un gran currículum, llevan mucho tiempo ganando. A algunos los convences más rápido y a otros menos, nos tenemos que ganar su confianza y transmitir nuestros conocimientos, pero todo lo qué está pasando son cosas normales, buscáis cosas donde no las hay", ha dicho. Setién de hecho, ha afirmado que el vestuario "es una balsa de aceite" y ha recalcado que "está encantado". "Lo están aceptando todo con una actitud extraordinaria. Algunos dan su opinión y nada más. Ven que hay muchas cosas que han mejorado, son datos objetivos, la realidad es que la relación con el equipo es extraordinaria", ha añadido.

El técnico cántabro ha apuntado que intenta convencer a los jugadores desde la empatía y que quiere "comprometerlos a través de la importancia del club, transmitiendo que cada día puede ser el último". De nuevo, sin embargo, ha insistido en que los jugadores tienen muy buena predisposición y que no ha tenido que pegar ni un solo grito. "Los días aquí se me han hecho muy cortos, ha pasado tan rápido que me da pena no poder disfrutarlo más. Me gustaría que durara toda la vida", se ha atrevido a afirmar.

colocan escondido efe

EFE

La polémica con Sarabia

Uno de los puntos calientes de la rueda de prensa era la polémica con Eder Sarabia, segundo entrenador de Setién, que esta semana se ha situado en el ojo del huracán después de que las cámaras lo cazaran renegando durante el Clásico. Setién ya ha pedido perdón a la plantilla por su comportamiento y este viernes ha añadido que intentará que el técnico matice su actitud. "Lo único que ha hecho mal ha sido expresarse con estas formas. A mí no me gustan. Es muy normal gritar en el campo, transmitir cosas a los jugadores, mostrar tu carácter... me encanta. Lo que me preocupa son las formas, las tengo que matizar. Si hemos pedido disculpas es porque hay una serie de palabras que no se tienen que utilizar en un club como este. Eder será como ha sido siempre, no hay ningún problema. No cambiará nada, sólo controlará pequeños aspectos", ha dicho.

Por otra parte, Setién ha negado que, después de la derrota en el Bernabéu, la Liga esté sentenciada. "Entiendo que es muy difícil que nosotros y el Madrid lo ganemos todo hasta el final. La Liga está complicada, cuesta mucho ganar a los equipos, pero estamos bien, motivados para mantener el ritmo. Antes del Clásico el Madrid había perdido 5 puntos de 6. No hay nada definitivo hasta que las matemáticas lo demuestren y prefiero ser optimista y positivo", ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat