El Real Madrid se ha acabado imponiendo por 2-3 al Rayo Vallecano, en un partido en el que los blancos han remado a contracorriente. Mal juego en la primera parte y espíritu de campeón en la segunda mitad. De ir perdiendo por dos goles, el Madrid ha acabado dando la vuelta al marcador para seguir luchando por la Liga.

Primeros quince minutos desastrosos de los de Zinedine Zidane. El Rayo ha tenido ocasiones y Paco Jémez ha disfrutado del buen juego de su equipo. Primer gol de Embarba en el minuto 7, y segundo de Fedor al 14. El Madrid se ha visto sorprendido más por sus imprecisiones que por un rival muy superior.

En ausencia de Cristiano Ronaldo por lesión, Gareth Bale ha cogido las riendas del equipo. Diez minutos antes de la media parte, el galés ha recortado distancias. Un 2-1 a los primeros cuarenta y cinco minutos que han dado esperanzas al Real Madrid para afrontar con un poco más de confianza la segunda mitad. Benzema, sin embargo, se ha lesionado.

El cambio de chip del Madrid

Los blancos han variado su juego y la entrada de Lucas Vázquez ha provocado que el Madrid tuviera más espacios y fuera más vertical. El jugador formado en La Fábrica ha marcado en el minuto 52 el empate a dos goles, y el partido se ha vuelto a equilibrar.

El Rayo ha vuelto a la solidez de los primeros minutos y ha dispuesto de ocasiones por la falta de precisión de los blancos. Pero a falta de nueve minutos para llegar al final, de nuevo Bale ha decidido el partido. El galés ha marcado el 2-3 definitivo y ha dado la victoria que necesitaban.

Lucha por la Liga

Con la victoria, el Madrid es primero con 81 puntos, dos más que el Barça y Atlético, pero con un partido más. Quedan tres jornadas y los de Zidane todavía mantienen opciones de conseguir el título.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat