Gerard Piqué está de dulce. Después de unos partidos donde su rendimiento ha sido excelente, en el partido contra el Rayo además ha sido el encargado de abrir la lata y empatar un partido que se había complicado después del buen gol de Raúl De Tomás. Piqué ha tenido unos días en que ha hablado tanto dentro como fuera del campo, y hoy no ha sido la excepción. Después de marcar su cuarto gol en Liga, y el sexto de la temporada, a uno de su récord personal en una temporada, el central azulgrana ha atendido los micrófonos con la vista puesta en el partido del miércoles contra el Lyon.

Pero antes de hablar del Olympique de Lyon, Piqué ha valorado la dificultad de partidos como el del Rayo: "Siempre cuestan los partidos así, antes de un partido importante como el del miércoles. El Rayo venía con muchas urgencias y siempre es más complicado", ha declarado.

A pesar de una nueva victoria, las sensaciones que desprenden el rendimiento de Coutinho siguen sin ser positivas: "El coste de su fichaje fue muy alto, y las expectativas son más altas. Tenemos que respetar la reacción de la afición, pero como compañeros tiene todo nuestro apoyo. Lo necesitamos".

Preguntado por la importancia de pasar a los cuartos de final de la Champions, Piqué se ha mostrado muy contundente: "El miércoles jugamos una final. No podemos tener un mal día por qué nos vamos a casa", ha afirmado. "El objetivo es ganar los tres títulos, y tenemos que ir ganando cada partido para hacerlo. Sabemos que la afición no fallará y el Camp Nou estará lleno. Es un partido que tenemos que ganar entre todos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat