La Junta de Accionistas del Espanyol, que se ha celebrado este martes en el Auditorio de Cornellá, ha aprobado la ampliación de capital de 50 millones de euros. Se trata de un movimiento financiero que permitirá reducir la deuda neta de la entidad de los 93 millones de euros actuales a entre 30 y 40.

El beneficio neto del ejercicio económico 2018-2019 ha sido de 1,83 millones de euros y los ingresos del club blanquiazul han sido de 98 millones: 10,97 de los cuales han sido de traspasos de futbolistas.

El director financiero del club catalán, Joan Fitó, ha explicado que el límite salarial del primer equipo subirá a los 12 millones de cara a este mercado de invierno. "El Espanyol se sitúa entre los siete equipos de La Liga con mejor salud financiera", ha asegurado Fitó.

Por su parte, el director general corporativo, Roger Guasch, ha informado a los accionistas que la entidad está trabajando para construir una nueva Ciudad Deportiva. "Estamos buscando zonas de siete a quince hectáreas para poder crear una instalación con ocho campos, el doble de los que tenemos ahora," ha afirmado.

"Queremos una nueva Ciudad Deportiva porque así es más fácil atraer talento", ha comentado Guasch.