El cierre del Teatre Apolo ha dejado a muchos perjudicados. Entre ellos su ex director, Ricard Reguant, pero también destacados personajes del mundo del espectáculo como Lita Claver, "La Maña" o el músico Pep Sala. Los empresarios argumentan que el teatro tiene un problema de billetaje. Pero Reguant, en una entrevista en 'La mañana de Barcelona', argumenta que Ethika Global, el fondo de inversiones israelí que gestionaba la sala, ha cometido un fraude masivo.

Según Ethika Global, el histórico teatro del Paral·lel reabrirá sus puertas en septiembre, con normalidad, pero se duda de sus promesas. Los trabajadores han sido avisados de que serán despedidos Reguant afirma que Ethika Global le debe 200.000 euros. Y está convencido de que ha actuado de forma fraudulenta, porque asegura que entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 el teatro facturó 1.300.000 €, es decir, una media de 250.000 € mensuales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat