El mundo de la creación ha decidido plantarse ante los ataques contra la libertad de expresión y organizar una plataforma conjunta para reclamar el fin de esta situación: No Callaremos. Un día después de la denuncia de Amnistía Internacional sobre las restricciones a la libertad de expresión en el Estado español, se ha convocado un acto, en el Antic Teatre de Barcelona, para denunciar la situación y manifestar la decisión de los creadores de no dejarse silenciar. Un acto que se ha desarrollado con una gran expectación de los medios y una amplia presencia de actores, músicos y escritores.

Una semana de movilizaciones

El colectivo No Callaremos ha anunciado que del 9 al 15 de abril ya se están preparando actividades en todo el país en defensa de la libertad de expresión. No es un programa cerrado y piden a todos los colectivos que se sumen a la iniciativa, que programen sus actos y que los cuelguen a la página web www.nocallarem.org, que quiere ser el punto desde el que se articulen las respuestas al autoritarismo del Estado. Se ha previsto que estas actividades se utilicen para recaudar fondos para una caja de resistencia que sirva para dar apoyo a los represaliados. Ya se han formado comités locales de No Callaremos en muchas poblaciones catalanas, pero también hay en Madrid, Gijón, Mallorca, Vigo... La iniciativa quiere llegar a todos los rincones del Estado con las etiquetas #NoCallarem, #NoCallaremos, #NonCalaremos, #NunVamosCallar, #EzGaralsilduko, #NonCararam... En abril anuncian que se publicará un disco de hip-hop, con la participación de muchos artistas, en solidaridad con los raperos condenados. Hoy, para calentar motores, el rapero Valtonyc ofrecerá un concierto a las 20h30 en el Freedonia de Barcelona.

Movilización masiva

El acto ha contado con la presencia de algunas de las personas que han sido perseguidas recientemente, como el rapero Valtonyc o el concejal Jordi Pessarrodona, acusado para ponerse una nariz de payaso junto a la Guardia Civil... Decenas de personalidades del mundo del espectáculo y del arte han querido estar con ellos: Gerard Quintana, los miembros de la Elèctrica Dharma, Joan Lluís Bozzo... El manifiesto ya ha sido firmado por un gran número de artistas y de colectivos vinculados al mundo de la cultura: el Sindicat de Músicos, el Ateneu Popular de 9 barrios, la editorial Rayo Verde, Òmnium Cultural, el Grup de Periodistes Ramon Barnils...

Contra la autocensura

El manifiesto acusa en el gobierno de intentar implantar la censura con condenas como las de los raperos Valtònyc y Pablo Hasél, el secuestro del libro Fariña, la retirada de obras de arte de Arco, las denuncias contra tuiteros... Y deja bien claro que los firmantes no están dispuestos a callarse "mientras haya leyes para amordazarnos", "Mientras haya una sola persona represaliada en el Estado español por expresarse, actuar o pensar de manera contraria al régimen", "Mientras se quiera encarcelar a cantantes, humoristas, artistas, activistas...". Y no lo harán por un motivo bien claro: "Mañana puedes ser tú".

Llamada a la movilización

Alguer Miquel, el cantante de Txarango, ha querido dejar claro que se suman a esta iniciativa "por dignidad", "para estar junto a las compañeras encausadas" y para "aunar esfuerzos" ante un Estado "que quiere hacer pasos atrás" en las libertades conquistadas. Ha destacado que lo que se está produciendo no son "ataques contra la cultura, son ataques contra la sociedad entera" y ha recordado que "los derechos no te los ceden, se deben conquistar". En la misma línea, Thai Bonilla, en representación de los firmantes del manifiesto, ha recordado que es la sociedad la que consiguió estos derechos y que debe ser la sociedad la que luche para recuperarlos. Aunque algunos ponentes han apuntado que el Tribunal de Estrasburgo podía condenar al Estado español, han querido recordar que el tribunal europeo es lento y que lo esencial es la movilización en el interior del Estado español. Aina Torres, poeta y escritora, en nombre de los autores firmantes del manifiesto, ha recordado una frase de Montserrat Roig: "Las palabra no se pueden encerrar en una jaula: vuelan solas". Y ha recordado que la crítica es esencial para el arte...

Valtònyc, firme en sus convicciones

La intervención más aplaudida ha sido la de Valtònyc, quien ha afirmado que su condena no es un ataque en contra suyo, "sino contra la libertad de creación artística". El rapero mallorquín ha asegurado que nunca habría pensado que esto sucedería, pero ha agradecido la iniciativa, afirmando que "No tenía miedo de la prisión. Tenía miedo, sobre todo, del silencio". Ante las muestras de solidaridad, ha afirmado que "Me siento más fuerte que nunca", a pesar que sabe que tendrá que ingresar en la prisión en algún momento en los próximos meses. Valtònyc no ha manifestado ningún tipo de arrepentimiento y se ha mostrado dispuesto a "reiterar el delito, porque es un derecho de todos". Ha asegurado que no espera “ningún tipo de justicia por parte del Estado español". Pero afirmado que lo más seguro que tenga que pasar una temporada en prisión. Porque Valtònyc no está dispuesto a pedir perdón por lo que ha hecho ni a solicitar el indulto al Rey: "No quiero ceder a mamoneos por parte del Estado”, ha declarado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat