La gran soprano italiana Mirella Freni ha muerto este domingo a los 84 años en su domicilio de Módena a causa de una enfermedad degenerativa. Freni, considerada como la última prima donna, destacó por la calidad lírica y expresiva de su canto, que cautivaron a su público durante medio siglo.

Nacida en 1935 en Módena, tuvo la misma nodriza de Luciano Pavarotti, nacido siete meses más tarde que ella. Sus madres trabajaban en la misma fábrica y a veces les vestían con la misma ropa. Los dos viajaron a Mantua a estudiar con el mismo profesor de canto, Ettore Campogalliani, que también enseñó a Renata Tebaldi, Renata Scotto y Carlo Bergonzi.

Mirella Freni debutó en marzo de 1955, con 20 años, en el Teatro Municipale en el papel de Micaela de Carmen de Bizet, y su último trabajo fue Juana de Arco en La doncella de Orleans de Chaikovski en la Whasington National Opera en 2005. En este 50 años, ha dejado huella por la suya Mimí de La Boheme, que cantaba con Luciano Pavarotti, pero también fue Butterfly, Naneta, Susanna, Liù,… Su trayectoria profesional fue muy ligada con director Herbert von Karajan.

La gran soprano debutó en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona el año 1971 con Fausto, de Gounod. Actuó el otras ocasiones como Manon, Adriana Lecouvreur o Mimí.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat