Enrique Irazoqui, el actor catalán que encarnó a Jesús en la película El Evangelio según san Mateo de Pier Paolo Pasolini, ha muerto a los 76 años en Cadaqués (Alt Empordà). Después de verlo el año 1964, Passolini quedó muy impactado y dijo que había encontrado a Jesús. "Ho trovato Gesù! ¡Gesù è a casa mia"!, se dice que gritó.

La elección para el papel de Jesús fue muy complicada. Pasolini viajó al Oriente Próximo y no encontró nadie que lo convenciera para el papel, y se dice que incluso lo propuso después a los poetas norteamericanos Allen Ginsberg y Jack Kerouac, así como al ruso Evgueni Evtouchenko, pero no aceptaron. Finalmente escogió a Irazoqui.

Irazoqui tenía diecinueve años el año 1964 y viajaba por Italia cuando conoció Pasolini a través de las juventudes del PCI, el partido comunista italiano. El cineasta vio en él la figura de Jesús que necesitaba para el film que preparaba, y el catalán acabó accediendo a participar.

Una vez acabado el rodaje, Enrique Irazoqui volvió a Barcelona donde lo esperaba su mujer embarazada. Las autoridades franquistas le retiraron el pasaporte por haber actuado en una película de "propaganda comunista". Después hizo el servicio militar y estudió economía política, y se trasladó a Francia y a Estados Unidos. Desde hace décadas vivía en Cadaqués.

La película, muy polémica en los años 60, ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Venecia el 1964 y fue escogida el año 2015 por el órgano oficial del Vaticano, L'Osservatore Romano, como la mejor representación de Jesús en el cine.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat