Bernardo Cortés Maldonado, el conocido cantante y poeta de la Barceloneta, ha muerto hoy en el Hospital del Mar, según informa El Periódico de Catalunya. Cortés había sido popularizado por el imitador Oriol Grau como "Palomino" en el programa de Andreu Buenafuente en TV3. Cortés había sido ingresado en estado grave en el Hospital del Mar en enero, con problemas renales. Tras una cierta recuperación ha sufrido una recaída que le ha llevado a la muerte. Dicen que, amable con todo el mundo, no paraba de recitar sus poemas en el centro sanitario. Uno de ellos decía: "Si algún día falto / y sé que faltaré de dónde estoy / Si alguien me quiere / que alguien ponga en mi fosa: / Un humilde poema yace aquí / cantor de mar, piedras y gaviotas".

Bernardo, había nacido en Jaen en 1934 y llegó a Barcelona en 1952 con el famoso tren "El Sevillano". Era cantante y poeta y se hizo famoso cantando con su guitarra en los chiringuitos de la Barceloneta, cuando todavía estaban en la arena de la playa, en la Barcelona preolímpica. Cuando desaparecieron los chiringuitos, siguió cantando en los restaurantes del barrio, donde era extremadamente popular. Animaba fiestas y comidas con las canciones más populares, con preferencia por las tonadas más pegadizas. Publicó cuatro libros: 'Barceloneta de Barcelona', 'Materia y espíritu', 'Amanecer cantando' y 'Poemas de la Barceloneta'. Presumía de ser cantante ambulante: "Canto para pagar mí obra, soy el único poeta en la historia que ha pagado su obra pasando el platito"… A pesar de ser un poeta popular, se había relacionado con Espriu, con Bigas Luna y, como no, con Peret.
 
Oriol Grau se inspiró en Bernardo para crear a su personaje más exitoso: Palomino. Bernardo siempre tuvo buena relación con su imitador (en cambio, no siempre tenía palabras amables para Buenafuente).
¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat