El Ajuntament de Lleida, con los votos del PSC, el PP y Ciutadans, ha aprobado una moción por la cual se revisará el plan de señalización urbana, con el fin de garantizar el cumplimiento del artículo 56 de la Ley Estatal de Tráfico que establece que las señales tienen que constar, "al menos, en la lengua oficial del Estado". Esto supone que las señales en catalán serán sustituidas por señales bilingües,

Contra el catalán

Esta moción, presentada por Ciutadans y enmendada por el PSC, oficialmente pretende "el cumplimiento estricto" de la legislación vigente. Pero esta no es la opinión de los grupos que se han opuesto a su aprobación: CiU, ERC-Avancem, La Crida - CUP y El Comú de Lleida. Éstos han denunciado que la voluntad de esta medida es implantar oficialmente el bilingüismo. La Plataforma per la Llengua también ha protestado por esta medida.

Ángel Ros 

Àngel Ros, el socialista que gobierna en la Paeria gracias al apoyo de Ciutadans, curiosamente ha reivindicado la herencia de Pujol y ha criticado a los partidos que han votado contra la moción acusándolos dividir el país; les ha pedido "que no destruyan aquella construcción de país brillante desde un punto de vista de la sociedad que se hizo y que lideró el president Pujol".

 

Foto de portada: el alcalde de Lleida, Àngel Ros, saluda a algunos concejales del PP y de Ciutadans antes de la votación.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat