Del 20 al 26 de febrero, la semana antes de la celebración en Barcelona del Mobile World Congress, se ha programado la Mobile Week Barcelona. Es la primera vez que el Mobile, además de apostar por la tecnología digital, se involucra directamente con el mundo artístico. Se han programado 10 diálogos, 10 rutas y la muestra de 10 creaciones, en 10 barrios de la ciudad, con la voluntad de que eso sea una "reflexión compartida" sobre el mundo digital, pero también sobre la propia ciudad.

Más allá de la economía

Jaume Collboni, teniente de alcalde de Empresa, Cultura e Innovación, ha afirmado que la Mobile Week Barcelona forma parte del "legado cívico y artístico" que el Mobile World Congress deja en la ciudad. Con estas aportaciones, el congreso servirá también para reflexionar sobre los cambios que comporta la digitalización desde una perspectiva más crítica. Collboni afirma que esta actividad viene a completar el magnífico impacto del Mobile en el ámbito económico, en el que ha ayudado a reforzar el papel de la tecnología en la economía catalana. Collboni afirma que, gracias a este encuentro, la ciudad ha conseguido posicionarse, en el ámbito de las nuevas tecnologías y eso ha generado empleo de alta calidad en las 2.000 empresas del sector.

Las creaciones, al frente

Enganxats al mòbil. Xavi Julià.

Aleix Valls, responsable del Mobile World Capital, organizador de la Semana, explica que esta iniciativa surgió cuando se constató que la tecnología también está afectando profundamente a la cultura: están apareciendo nuevos conceptos y nuevas propuestas culturales y artísticas, derivadas de las nuevas tecnologías. Los artistas han sido receptivos a las posibilidades creativas que ofrecen las nuevas tecnologías, pero al mismo tiempo se han mostrado críticos hacia sus peligros. La Mobile Week ha ofrecido a diez artistas la posibilidad de trabajar sobre la relación entre nuestra sociedad y las nuevas tecnologías. Y estos diez artistas han ofrecido producciones de tipos muy diversos, que se expondrán durante la Mobile Week en diferentes puntos de la ciudad. El único que ha recurrido a una arte "clásica" ha sido Xavi Julià, que ha hecho una gran pintura que se exponeena La Violeta de Gràcia. Es el resultado de tres tardes de observación en la plaza Catalunya. Con un teleobjetivo fotografió a la gente que pasaba por la plaza Catalunya usando el móvil, para analizar las relaciones que establecemos con esta tecnología. A partir de estas observaciones, pintó un cuadro lleno de personajes: todos usan el móvil, a excepción de un inmigrante que vende palos de selfie y un abuelo que lee el diario en papel, impermeable a los cambios.

¿Arte con el móvil?

Instalación I'm a Strange Loop. Dani Armengol.

Muchos de los artistas que se han incorporado a la Mobile Week han explorado las posibilidades de las tecnologías digitales. Así, han expuesto obras interactivas, conectadas a las redes sociales, o elaboradas con móviles, que llegan a replantearse el mismo hecho artístico. Daniel Armengol, en la sede central del Mobile, en la plaza Catalunya, ha expuesto ya una instalación, "I am a stranger loop", en que un móvil graba automáticamente a uno otro, de tal forma que es como si un selfie se hiciera un selfie. Con esta acción, Armengol se quiere preguntar hasta qué punto el selfie es una herramienta de auto-reflexión y de autoconocimiento, o es una dinámica vacía, como la máquina que se hace selfies a sí misma. Random Happiness muestra al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) una instalación denominada #Plug, donde siete móviles muestran muy gráficamente la frecuencia con que en Twitter aparecen las etiquetas de seis personajes muertos el año pasado (desde Muhamad Ali hasta Fidel Castro, pasando por Carrie Fisher). De esta forma se quiere reflexionar sobre la permanencia después de la muerte, pero también sobre el inexorable camino hacia el olvido.

Otras iniciativas

Cronos, de Alicia Way.

Los otros artistas invitados son Alicia Way, Daniel Duato, Marta de los Pájaros, Sovni, Anna Carreras, Fèlix Vinyals y Fernando Vilariño. Todos ellos han hecho propuestas que se basan en el videoarte o en la instalación. En ellas exploran las posibilidades de comunicación que ofrecen las nuevas tecnologías, como Dani Duato, que en el Ateneu Fabricació de las Corts ofrece un mapa interactivo en que se muestran en tiempo real las conexiones de los habitantes de Barcelona con otros lugares del mundo mediante las redes sociales: una forma para mostrar de forma impactante cómo las tecnologías nos abren al mundo. Fernando Vilariño, que viene del campo de la tecnología, ha elaborado una proyecto transdisciplinario sobre poemas digitales de Joan Brossa, @Brossalnèdit, en que se recogen las reacciones del público ante los poemas de Brossa, expresadas a través de Twitter, de tal forma que las emociones de los espectadores se pueden asociar a la obra artística; se podrá ver en la Biblioteca Ignasi Iglésias Can Fabra de Sant Andreu. Pero Fèlix Vinyals incorpora un punto de crítica a la digitalización con la instalación "Orwell 3000", expuesta en el Auditori: un prototipo de marcapasos creado por una dictadura donde este aparato permite controlar continuamente a los ciudadanos y eliminarlos cuando no hacen lo que el régimen pretende.

Hablar y moverse

La Mobile Week ha organizado 10 diálogos sobre temas estrechamente relacionados con la revolución digital. Se celebrarán entre el lunes 20 y el viernes 24, en los 10 distritos de la ciudad. En cada uno participarán 6 destacados especialistas. Se abordarán temas como "Educación y tecnología", "Calidad de vida, salud y revolución digital", "Ética y tecnología", "La nueva sociedad colaborativa" o seguridad personal y big data". Los diálogos contarán con la participación de expertos procedentes del mundo digital, del mundo empresarial, de las instituciones públicas, y del ámbito artístico y académico. La Mobile Week se ha visto desbordada en las inscripciones a esta actividad: ya hay 1.500 personas apuntadas. Paralelamente, entre el 20 y el 26 se han organizado 10 rutas por los distritos en las que, además de visitarse las obras artísticas creadas para la Mobile Week, se mostrarán instalaciones culturales de la ciudad.

 

Fotografía de portada: Sovni, de Irene Vílchez.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat