La 18ª edición del festival Acústica ha cerrado superando las expectativas de la organización. Este año se han superado "de largo" los 100.000 espectadores en la que ha sido el año donde más gente se ha congregado. Los conciertos de la Pegatina del jueves, el de Ocas Gordas el viernes y el de Fangoria el sábado han sido los más multitudinarios. "Lo vamos diciendo, pero la realidad es que vamos crecen cada año desde hace cuatro o cinco, cuando parece que no puede venir más gente", ha explicado el director del festival, Xavi Pascual. Desde la organización también destacan el hecho que se ha conseguido posicionar los artistas catalanes al nivel de los estatales. "Son vasos comunicantes. Mientras la industria musical en catalán funcione, el festival seguirá su buena línea", ha remachado Pascual.

En este sentido, el director ha querido poner énfasis en que a la Acústica de este año se han podido ver 37 espectáculos de artistas catalanes de los 40 programados. "Como relato de país es muy importante que los artistas catalanes lleven este gentío en el qué ya es el tercer festival en número de convocatoria", ha explicado Pascual. Este domingo el final de fiesta ha sido pensado por los más pequeños dentro del marco del Acustiqueta. Heavy per Xics ha estrenado el escenario principal de la Rambla Nueva, antes que l'AcÚstica cierre con el tradicional concierto de la Orquesta Di-versiones.

La organización también ha querido poner de relieve la buena acogida que han tenido algunas iniciativas como una barbería en la calle, además de los Food Trucks que han llenado cada día. En este sentido, Pascual explica que todas las novedades que aparecen cada año "están muy pensadas". "Nosotros recurrimos estas calles, los pisamos y sabemos si encajará o no", ha señalado.

No se nota el desgaste

Uno de los principales motivos de orgullo de Pascual es el hecho que el la Acústica "no nota el desgaste" de las ediciones y que siga creciendo. "Este año nos habíamos fijado llegar a los 100.000 y lo hemos superado con creces. Por nosotros es muy importante", ha explicado.

Pascual recuerda que muchos festivales de largo recorrido al final acaban bajando, y en cambio a la Acústica es constante el crecimiento. "Eso tiene mucho de mérito, y la programación que se hace cada año es para superar la edición del año anterior", ha concluido Pascual. Con el fin de seguir creciendo, Pascual apuesta para que el festival siga ofreciendo cosas nuevas y así el visitante tenga la sensación a que "le han quedado cosas para hacer" durante los cuatro días en que dura. "Esta es la línea a seguir", ha remachado Pascual.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat