El Govern ha aprobado conceder la primera edición del Guardó Pau Casals al músico Jordi Savall (Igualada, 1941) por su excelencia en el ámbito de la música antigua y por su contribución decisiva a la proyección internacional de la cultura catalana. La distinción constata la dilatada trayectoria profesional de Jordi Savall, reconocida internacionalmente desde hace décadas.

El Guardó Pau Casals pretende, por una parte, distinguir a personalidades relevantes que hayan contribuido decisivamente a su proyección exterior de la cultura catalana y, de la otra, otorgarles el honor de ejercer durante dos años naturales, de manera altruista, tareas específicas de representación, promoción y proyección de la cultura catalana por todo el mundo bajo la denominación de Legado de honor de la cultura catalana.

Para la concesión del premio también se ha tenido presente el intenso trabajo y la tarea pedagógica del maestro Savall en el ámbito de la cultura de la Paz y de la defensa de la música como fundamento del diálogo intercultural.

Con la aceptación del galardón, Jordi Savall asume el encargo de hacer, durante este año y en el 2018, con el título honorífico de legado de honor de la cultura catalana, tareas específicas de representación, difusión y proyección de la cultura catalana por todo el mundo, tanto en el marco de sus actividades profesionales, como en todos aquellos acontecimientos o actos culturales a los cuales pueda asistir a petición de la Generalitat.

Cada dos años, vitalicio y sin retribución

El Guardó Pau Casals, que se creó el pasado mes diciembre, se otorgará con periodicidad bienal y se concede a título vitalicio y honorífico, sin ningún tipo de retribución. La relación de las personas candidatas se elabora y se evalúa con la participación de la Fundació Pau Casals.

La decisión de crear esta nueva distinción se enmarca en el impulso de avanzar hacia un modelo cultural compartido por todos los agentes implicados, eficiente y competitivo, que haga posible posicionar Catalunya a la vanguardia de las políticas culturales del mundo y desplegar y fortalecer la realidad cultural catalana para situar al modelo del país como referente y marca internacional.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat