En el Palau Robert se rinde homenaje a la fotógrafa Joana Biarnés (Terrassa, 1935) con la exposición: Joana Biarnés. A contracorriente. La exposición recoge 90 fotografías de la fotoperiodista, que corresponden al período en que trabajó para el periódico Pueblo de 1963 a 1973. La exposición, comisionariada por el fotógrafo Chema Conesa y producida por la promotora cultura La Fábrica con el apoyo de la Fundación Photographic Social Vision, se podrá visitar del 27 de octubre al 2 de abril. Antes ya se había podido ver en Madrid. Y como la exposición no basta para mostrar todo su extenso trabajo, se ha publicado un libro que incluye más obras de la fotógrafa.

53.Marisol Biarnes 07520010

Reportaje de Marisol en Torrejón de Ardoz 1967. © Joana Biarnés

Recuperar el personaje

La exposición se plantea como una reivindicación de un personaje olvidado, al que se valora especialmente por el hecho de haber sido una mujer pionera en su campo (fue la primera fotógrafa contratada por un periódico, el mítico Pueblo). Y como reportera de prensa aportó a su fotografía una visión femenina, pero también su característica alegría de vivir. Chema Conesa, comisario de la exposición, ha recordado que la fotografía periodística acostumbra a pasar muy rápido, pero que a veces con el tiempo puede recuperarse y darle una nueva perspectiva. 50 años más tarde, las fotografías de Biarnés toman un nuevo valor, como testimonios de la historia de España en los últimos tiempos del franquismo. Pero Conesa destaca que si estas fotos hoy continúan conmoviendo, es porque Biarnés tiene una mirada muy peculiar, y que pone toda su sensibilidad en las fotografías.

Joana Biarnés Efe

Joana Biarnés en la exposición sobre su obra. Foto: EFE.

Contra los estereotipos

Biarnés, que dejó la fotografía en los años ochenta, celebra que su obra haya vuelto a la luz pública y agradece la tarea de todos aquellos que lo han hecho posible: "Cada una de estas fotografías me lleva a momentos muy especiales", afirma. Ella consiguió imponerse como a profesional pese al rechazo que generaba una mujer haciendo esta labor, tradicionalmente masculina. Recuerda que cuando llegaba a muchos acontecimientos le preguntaban "¿Dónde está el fotógrafo?", y apunta que se tuvo que ganar su prestigio con un plus de esfuerzo. Empezó usando una vieja Leika que le dejaba su padre y compraba el material a plazos en la célebre tienda Arpí. Estudió periodismo, pero nadie quería contratarla para hacer un trabajo que tradicionalmente sólo hacían los hombres. Se dedicó durante algún tiempo a la fotografía publicitaria y a la fotografía de moda. Las primeras fotografías que publicó fueron algunas de la gran riada del Vallès de 1962. Afirma que "fue uno de los reportajes más duros de mi vida". Más tarde, Emilio Romero la reclutó para el diario Pueblo, donde la fotografía tenía un papel muy relevante, en un tiempo en qué la televisión todavía no conseguir hacer llegar imágenes al público de forma muy directa.

6 riadas Terrassa 1962

Vías del tren colgadas a su paso por la riera de las Arenes. Terrassa, 25 de septiembre de 1962. Foto: Joana Biarnés.

Satisfacción por el tiempo vivido

Biarnés recuerda que tuvo muchos tropiezos y muchas dificultades para dedicarse a la fotografía (son espectaculares, por ejemplo, las broncas que recibió cuando un árbitro de fútbol pretendía expulsarla de la zona de fotógrafos en un partido). Biarnés afirma que ella, a lo largo de la vida "ha sido muy valiente". Aunque hizo muchas fotografías a famosos (con algunos de los cuales mantuvo muy buena relación) se reivindica como fotoperiodista de calle: "Me ha gustado mucho la calle, que es donde he tenido mejor diálogo con la imagen". Pasó una veintena de años sin tocar la cámara, desengañada por la frivolidad que se imponía en el sector; dejó la profesión de fotoperiodista y se dedicó a la cocina: abrió un restaurante en Ibiza. Pero hoy en día sigue haciendo fotos, aunque tiene una enfermedad de la vista que le dificulta enfocar. Aunque sólo le queda un 30% de visión; puede trabajar gracias a la ayuda de los medios digitales. También está cerrando proyectos fotográficos que tenía empezados hace años. Y se siente muy satisfecha por todo lo que ha vivido: "Todo lo que me ha pasado en la vida, bueno o malo, ha valido la pena".

87. toreros BIPOLILLAS

Momento divertido entre dos toreros en la plaza de toros de Las Ventas. Madrid, 1967. Foto: Joana Biarnés.

España de toreros y famosos

Joana Biarnés aporta una mirada moderna a una España que se debatía entre la modernidad y el tradicionalismo. Entre sus fotografías icónicas se encuentran las de los Beatles en Madrid (que consiguió colándose en su hotel subiendo por el montacargas), pero al mismo tiempo hay imágenes de Carmen Polo, esposa de Franco, yendo a un espectáculo de Raphaël. Buena parte de la exposición es un repaso a los iconos del franquismo: Marisol, Paco Landa, Carmen Sevilla, Sara Montiel... También presenta galerías de personajes populares anclados en el pasado. Pero al mismo tiempo, Biarnés imprimía de frescura sus obras: hacía muchas fotos en la calle, buscaba modelos aficionados, intentaba dar una perspectiva distinta en sus fotografías, seguía las últimas novedades de la moda...

73. RocioDurcal 082 Bipolillas 0054 26

Rocío Durcal durante el rodaje de Las Leandras de Eugenio Martín. Madrid, 1969. Foto: Joana Biarnés.

Entre los grandes

Biarnés hacía muchas fotografías en la calle, improvisadas: "Es el corazón el que te dice el momento de disparar", explica la fotógrafa, que reconoce que "primero disparaba y después pedía permiso". Pero también fue una fotófrafa muy querida por la jet set. Muchos de sus reportajes fueron posibles porque Biarnés mantenía magníficas relaciones con famosos tan diferentes como Joan Manuel Serrat o la duquesa de Alba. Hizo numerosos retratos de Dalí, pero también de Lola Flores y su familia, de los Bosés...

El libro

Se ha aprovechado la presentación de la exposición en el Palau Robert para dar a conocer una novedad editorial sobre el tema: Joana Biarnés. Disparando con el corazón (editado en catalán y castellano por Blume y por la Fundación Photographic Social Vision). Sílvia Omedes, de la Fundación, ha definido el libro como: "Un trozo de vida de una mujer extraordinaria". El volumen, además de compilar muchas fotografías de Biarnés, cuenta con dos prólogos de Chema Conesa y de la fotógrafa Natalia Figueroa, unos textos escritos por la misma Joana Biarnés, y una biografía de la fotógrafa realizada por Jordi Rovira. Sílvia Omedes anuncia que no es el libro definitivo sobre la terrasense porque todavía hay muchas fotografías de Biarnés que no se han localizado. La figura de Biarnés empezó a ser recuperada en 2015, cuando se estrenó el documental Joana Biarnés, una entre todos, de Jordi Rovira y Óscar Moreno. Poco después, La Fábrica publicó un libro de la colección Photobolsillo sobre la autora. Esta exposición, con su paso por Madrid, Zaragoza y Barcelona, ha acabado de consagrar al personaje.

 

Foto de portada: Salvador Dalí vestido de clown con una modelo. © Joana Biarnés.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat