El día 28 de junio se celebra y reivindica el Día del Orgullo LGTBI o LGTBIQ+, anteriormente conocido como Día del Orgullo Gay -que excluía al resto del colectivo-, y que en Barcelona se ha convertido en fiesta esta última semana y en Madrid se ha convertido en una institución. A pesar de los avances de la lucha del colectivo, que ha conseguido el último hito con la aprobación de la Ley Trans, mucha gente reniega o no entiende de lenguaje inclusivo. Repasamos el diccionario con los conceptos que se deben saber hoy en día.

Vocabulario imperdible para el Día del Orgullo LGTBI 2022

Porque todo el mundo sabe qué quieren decir maricón, bollera o travesti. En cambio, cuando hablamos de vocabulario inclusivo y no peyorativo, ya no hay tanto cuórum. Siempre están las típicas respuestas que emulan, o bien a la dificultad de comprensión de este nuevo contexto o a la edad, siempre la edad como excusa para no hacer el esfuerzo de aprender. Pero no todo se acaba con un "tú ya me has entendido"; si el colectivo LGTBIQ+ lleva décadas esforzándose en encontrar palabras que expliquen quién y cómo son, la sociedad, como mínimo, tiene que abrir las orejas. Se lo debe. Así que mentes abiertas y lápiz en la mano.

¿Sexo, género, identidad y orientación?

Para zambullirse en el diccionario de la diversidad sexual, lo primero que se debe hacer es saber diferenciar entre sexo, género, identidad y orientación sexual. Quizás parece muy fácil a primera vista, pero si una tiene que definirlo ante toda la clase, la cosa se complica. El sexo es nuestra condición biológica y genética, es decir, hace referencia a los órganos sexuales y a las hormonas: si tenemos pene, el sexo es masculino; si tenemos vagina, es femenino. El género es menos objetivo: hace referencia a los roles construidos socialmente, al comportamiento o a la vestimenta que teóricamente se asigna a hombres o mujeres. Con un ejemplo se entiende mejor: el género es la idea cultural que ve bien que las mujeres (o personas con vagina) vistan falda, pero no los hombres.

lgbti

En relación a la identidad de género, ya no hablamos de cómo nos ven los demás sino de cómo nos sentimos nosotros: es el sentimiento de pertenencia que tiene cada uno, con qué género se identifica más y cómo se expresa ante el mundo. Puede coincidir en que nuestro sexo no esté relacionado con el género que en teoría tenemos que expresar, por ejemplo. Por último, la orientación sexual responde a la pregunta de quién nos atrae sexual y emocionalmente. La diversidad sexual engloba estos 4 conceptos y la combinación entre sí, haciendo que se abra un enorme abanico de posibilidades personales, sexuales y afectivas. Unas os sonarán más y otros no tanto: aquí van unas cuantas de relevantes, muchas de ellas incluidas dentro del Glosario hecho por la Regidoria de Feminismes i LGTBI del Ayuntamiento de Barcelona.

Androcentrismo

Es la visión discriminatoria y sesgada que sitúa al hombre como medida, el hombre como centro de todas las cosas. Parte de la idea de que lo que es bueno para los hombres también lo es para el resto de la humanidad, sin tener en cuenta ni a las mujeres ni a otros miembros del colectivo LGTBIQ+.

Androginia

La característica de una persona que se expresa mediante la mezcla de rasgos y comportamientos femeninos y masculinos, más allá del modelo binario.

Asexualidad

Orientación sexual de alguien que no siente atracción erótica hacia los demás, aunque sí puede relacionarse afectiva y/o románticamente. No obstante, las personas asexuales pueden tener líbido, excitarse o practicar sexo.

Binarismo

Es el sistema de organización social jerárquico que plantea que sólo hay dos géneros: el masculino y el femenino, que se asigna de manera "objetiva" cuando nacemos dependiendo de cuál es nuestro sexo. Es la concepción base para la discriminación o violencia en contra de cualquier identidad, expresión o experiencia de género. Las personas no binarias cada vez encuentran más espacios de lucha y visibilización.

no binari

Cisgénero

Se dice así la persona en la cual sexo y género coinciden con su identidad sexual. Es decir, cuando una persona con vagina se identifica con el género femenino que la sociedad le ha asignado al nacer.

Demisexual

Las personas demisexuales sólo experimentan atracción sexual cuando tienen una conexión emocional con otro alguien.

Falocentrismo

Esta actitud se basa en exaltar la figura del pene como centro indiscutible de cualquier relación sexual, dejando en una posición de segunda el placer de las personas con vagina.

Género fluido

Se etiqueta así a las personas que no se identifican con una única identidad de género (masculina o femenina u otros) sino que pueden combinarlas y cambiar de identidad dependiendo del contexto. Es decir, por ejemplo, potenciar características femeninas un día y al siguiente, algunas más masculinas.

Heteronormatividad

Se trata del conjunto de las relaciones de poder que normalizan una sexualidad determinada, en este caso, que los hombres se sientan atraídos por las mujeres y viceversa. Se margina a cualquier persona que esté fuera de los marcos ideales de la heterosexualidad, la monogamia y la conformidad de género (que alguien de sexo masculino se sienta hombre y que alguien de sexo femenino se sienta mujer).

Homosexual (gays y lesbianas)

Cuando una persona se siente atraída - tanto romántica como sexualmente - por personas de su mismo sexo. Si son hombres, son gais; si son mujeres, lesbianas.

lgtbi

Interseccionalidad

Es la perspectiva analítica y política que permite entender y dar respuesta a todas las casuísticas donde el género se cruza con otras desigualdades (racismo, xenofobia...) y como estos cruces contribuyen a crear experiencias únicas tanto de opresión (mujer, negra y pobre) como de privilegio (hombre, blanco y con dinero). Por decir un ejemplo fácil.

Intersexual

Cualquier persona que nace con características genitales de hombre y de mujer. Es decir: los cromosomas de las personas intersexuales no se adecuan al modelo binario de XY o XX. Esto puede provocar que el sexo durante el nacimiento se defina con cirugía, cosa que puede crear disforia de género (oír que se pertenece a un género diferente al asignado).

Misoginia

Odio hacia las mujeres por el solo hecho de ser mujeres. Discriminación, sexismo, violencias machistas... todo eso son consecuencias directas de la misoginia. También se asocia a la objetificación o cosificación de la mujer, que despoja a las mujeres de cualquier humanidad.

Pansexual

Las personas que se consideran pansexuales sienten atracción por cualquier persona independientemente de su sexo, género, identidad de género u orientación sexual. Y no sólo se sienten sexualmente, sino también en el ámbito afectivo o para mantener relaciones íntimas.

drags

Patriarcado

Principal forma de opresión de las mujeres y sistema de organización social, política y económica que impera por todas partes. Es la orden donde las mujeres se reservan para el espacio privado - en una mera función reproductora - mientras que los hombres ocupan todo el espacio público, invisibilizando a la otra mitad de la población mundial.

Queer

Es un paraguas que da cobijo a muchas identidades de género. Las personas queer huyen de las identidades estáticas binarias y transitan entre los géneros, además de considerar que la raza, la procedencia o la clase social crean jerarquías y discriminaciones sociales.

Transgénero

Describe a las personas que sienten que su identidad o expresión de género no coincide con el sexo asignado al nacer. Aquí también se incluye a las personas transexuales, pero un apunte importante: no todas las personas transgénero alteran su cuerpo con hormonas o cirugías: la transexualidad es la categoría médica que se ha utilizado históricamente para clasificarlo como trastorno de la diversidad de identidades de género y, en este caso, las personas transexuales sí que buscan cambiar sus caracteres sexuales a través de las intervenciones hormonales o quirúrgicas.