A pesar de tenerlo agendado para estos días, ni la princesa Diana de Gales ni la reina Elisabeth II de Inglaterra se pasean hoy por el Valle de Aran, por desgracia. Las protagonistas de la serie The Crown, una de las más populares y aclamadas de Netflix, tenían que rodar estos días varios capítulos de la 4.ª temporada en el territorio aranés, pero la pandemia provocada por el Covid-19 ha dejado congelado el rodaje.

the crown

La productora de la serie anunció hace un mes que había escogido los paisajes araneses para recrear el instituto suizo Alpin Videmanette donde vivió y estudió Diana de Gales antes de conocer y casó con el príncipe Carlos. Como en todas las ciudades del país desde el estallido de la crisis del coronavirus, pocas personas se ven estos días por las calles de Vielha, aunque en una situación normal anteayer se hubiera celebrado en el hotel TRYP de la capital aranesa un casting para más de 200 extras.

La incertidumbre sobre el futuro rodaje de la serie en la Val d'Aran es, ahora mismo, absoluto. El rodaje de The Crown tendría que suponer un salto cualitativo para el turismo y la economía de la zona, por eso su aplazamiento es una noticia casi tan dolorosa en la Val d'Aran como el hecho de que el coronavirus obligara a cortar de raíz la temporada de esquí de este año, hace escasas semanas.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat