Blaumut ha dicho adiós, sólo por una temporada, al público congregado este miércoles en el Auditori de Barcelona, donde ha repasado los grandes éxitos de su trayectoria, además de hacer sónar los temas más icónicos de su último disco 'Equilibri'.

El grupo ha puesto así punto y final a una gira que inició en marzo de este año y que los ha llevado por todo Catalunya y por primera vez a Madrid o València. "De momento queremos descansar un poco, llevamos desde el 2012 que no hemos parado, empalmando discos y giras," ha dicho a la ACN el cantante del grupo, Xavi de la Iglesia. Entre canción y canción, de la Iglesia ha confesado al público que necesitan "coger oxígeno", pero que "volverán pronto", cuando tengan preparado un cuarto disco que quieren trabajar en este periodo "de calma".

Venían del Auditori de Vila-seca, el viernes pasado, y del Auditori de Girona, el domingo, donde ya notaron el calor del público en las que eran las últimas notas en directo del grupo durante una temporada. El tercero y último concierto de despido ha sido este miércoles en el Auditori de Barcelona, dónde el grupo ha notado como de malacostumbrado tenía su público hasta entonces, con múltiples conciertos donde disfrutar de su pop-folk y tres discos en sólo seis años.

Ahora los instrumentos de cuerda característicos del quinteto descansarán una temporada de dar conciertos y se dedicarán a componer melodías para un futuro cuarto disco. "No nos planteemos todavía cómo será, por eso este momento de pausa. Seguro que lo que sacamos será un buen retrato del momento vital en el que estaremos los cinco", ha dicho de la Iglesia en la ACN.

Por eso no ponen límites a la duración del paro, y aseguran que será hasta que tengan temas que los"convenzan" para ser grabados. "En El 2050", ha bromeado Vassil Lambrinov, violinista del grupo. "Puede ser de aquí seis meses, que no creo, o quizás un año o año y medio," ha matizado de la Iglesia.

Final de gira de 'Equilibri'

El quinteto, formado por Xavi de la Iglesia (voz y guitarra), Vassil Lambrinov (violín), Oriol Aymat (violonchelo), Manuel Krapovickas (bajo) y Manel Pedrós (batería) ha culminado la gira de su tercer disco, 'Equilibri' (Música Global), donde han experimentado más que nunca la fusión entre el folk, el pop, la música clásica y la canción de autor. "Hemos estado en València, en Madrid, encontrarnos con público nuevo, gente de fuera de Catalunya, y eso nos hace una ilusión especial ver que el idioma no es algo limitador", ha dicho Lambrinov.

Aunque han repasado temas de los tres discos. El tema 'Vent que mou el temps', de su segundo álbum, autoeditado, 'El primer arbre del bosc' (2015), ha abierto el concierto en el Auditori, para seguir con uno de los éxitos con el que se hicieron un lugar en el panorama musical catalán. Ha sido 'Pa amb oli i sal', del primer álbum 'El turista' (2012), que ha aportado el tono más nostálgico y al mismo tiempo vibrante de una noche que ha servido de punto y aparte en la particular historia de Blaumut.

Temas como 'Vint-i-un botons' o 'Equilibri' han repasado el trabajo más reciente de la formación, que ha incluido en este concierto final dos temas inéditos en directo. Se trata de 'Com a casa', canción que han hecho para un proyecto de la Vall d'Hebron, y 'Partícules', para la Marató de TV3.

Uno de los momentos más especiales de la noche ha sido la interpretación de 'Bicicletes', por la que los cinco músicos han bajado a la platea y han tocado la canción en medio del público. Un público que ha levantado pancartas con el mensaje 'Hasta pronto Blaumut', como imagen final de un concierto "especial". "Ha sido muy emotivo estos últimos conciertos de despido. Por una parte es felicidad y por la otra pena porque estaremos un tiempo sin ver al público", ha dicho Lambrinov. Todo eso después de unos 350 conciertos desde 2012 y con la satisfacción "de haber hecho bien el trabajo durante estos años", ha remachado el violinista.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat