Tade Thompson recibía la semana pasada el premio Arthur C. Clarke, uno de los principales premios de ciencia-ficción del mundo, por Rosalera, la obra que acaba de publicar en castellano Alianza Editorial (en traducción de Raúl García Campos). Thompson visitó Barcelona para presentar esta obra, y también Els assassinats de la Molly Southbourne, una obra de terror absoluto que publica, en traducción de Alexander Páez, una nueva editorial dedicada a la ciencia-ficción en catalán, Mai Més.

Tade Thompson en Gigamesh @MaiMesLlibres

Foto: @MaiMesLlibres.

El clon

Molly Southbourne, de niña, vive aislada en el campo y se relaciona muy poco con la gente. En realidad, lo que ella querría es vivir como la gente normal. El problema básico es que ella no es exactamente normal. Cada vez que sangra, sale una pequeña molly, idéntica a ella... El problema es que la nueva molly sólo inicialmente es una agradable compañera en la soledad de la granja. Pronto se convierte en un ser obsesionado al destruir el original. Por lo tanto, Molly, con el apoyo firme de sus padres, acaba estando en guerra permanente contra las mollys. El libro no se plantea como una fábula moral, pero sin duda tiene más de una lectura. Tade Thompson afirma que su literatura tiene mucho que ver con su formación de psiquiatra, pero también podría tener mucho que ver con sus estudios de antropología.

Inquietante

Els assasinats de la Molly Southbourne recrea una situación de terror absoluto, de forma absolutamente vívida. Y mantiene un ritmo narrativo imparable: el lector la devora tan rápido como la escribió Thompson. Esta novela consigue mantener una secuencia de terror continuada, que no baja ni un solo momento. Con tan sólo un centenar de páginas, Els assassinats de Molly Southbourne recoge la herencia de Frankenstein, un libro que Thompson afirma adorar. Paradójicamente, Molly es al mismo tiempo el monstruo y su víctima. El autor afirma que la escribió "poseído" por la idea de su personaje. A partir de una idea muy simple construye una historia de una gran solidez.

Una Rosalera inaudita

Thompson reconoce que Rosalera es un libro muy diferente a Els assassinats de Molly Thompson. Para empezar, si el libro sobre los clones se sitúa en un país occidental para definir, en la actualidad, Rosalera pasa en la Nigeria de 2066. Es una novela en que hay influencias de Alien, de Star Wars y de las numerosas lecturas del autor. Una obra de extraterrestres, pero también de percepciones extrasensoriales.

El psiquiatra escritor

Tade Thompson nació en Londres, hijo de padres yoruba, de Nigeria, pero pasó buena parte de su infancia en el África. Y la huella africana está presente en alguno de sus libros. Es psiquiatra, y pese a sus éxitos como escritor, sigue trabajando como psiquiatra. Dice que escribe a horas libres (y que lee a todas horas, lo que sea). Y escribe con mucho rendimiento (afirma que no cree en las musas, sino en el trabajo duro y bien hecho). El borrador de Els assassinats de Molly Thompson, según el propio autor, fue redactado en sólo dos semanas, después de que le saliera la idea en una discusión con su mujer, cuando esta le dijo que él era su peor enemigo. Ahora, el libro de Molly Thompson ya tiene una secuela, Rosalera ya se ha convertido en una trilogía, y ya hay un acuerdo para convertir Rosalera en una serie.

Mai més, o quizás no...

Mai més, la editorial de Els assassinats de Molly Thompson, es una nueva iniciativa centrada en publicar ciencia-ficción. Hacen profesión de fe de friquismo y apuestan por una ciencia-ficción "comprometida políticamente" (y feminista), que además de ofrecer aventuras fantásticas, se pregunte sobre los grandes enigmas de la humanidad. Llevan tan sólo tres títulos, pero con estos han roto estereotipos. Han publicado El rastre del raig, de la escritora afroamericana con raíces indias Rebecca Roanhorse, una historia que se sitúa en una reserva india y en la que los chamanes y los dioses navajos juegan un papel importante. También han editado Alba, el primer volumen de la zaga Xenogènesi, de la afroamericana Octavia E. Butler, una historia ubicada en un futuro incierto que nos obliga a interrogarnos sobre los problemas relacionados con la raza, el género y el poder. Y prometen continuar con una obra de una escritora de Malasia, Cassandra Khaw. Una iniciativa, sin duda, a seguir.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat