Albert Pla vuelve a los escenarios, en la Sala Barts, con una obra de teatro musical, Miedo, que estará en el espacio del Paral·lel del 10 al 20 de octubre (con descuento para los socios del Club El Nacional). Llega a Barcelona tras una gira que lo ha llevado por varias ciudades catalanas, españolas y latinoamericanas.

Albert Pla foto

Albert Pla en Miedo.

¿Qué es Miedo?

Es un musical. Estoy yo solo, acompañado de unas imágenes de vídeo, basadas en la obra pictórica de Mondongo, y explico: me da miedo eso, me da miedo aquello, me da miedo tal... Y estos miedos que explico están expresados en forma a veces de canción, a veces de monólogo, a veces en forma de imagen, a veces de performance teatral.. Quien venga me encontrará a mí solo en medio de este pollo. Y hablaré del miedo...

Hablo del miedo, y no tengo por qué ser miedoso

¿El suyo es un universo de miedos?

He hecho canciones sobre gatos y no me he considerado nunca un gato. He hecho canciones sobre terroristas y no soy un terrorista. Hablo del miedo, y no tengo porque que ser miedoso. En el escenario simplemente expreso las cosas que se me pasan por la cabeza. A mí o a la gente que trabajaba conmigo, un equipo bastante numeroso que apuntó 4.852 miedos. Y entre los millares que hay se escogieron los 50 o 60 que todos, tanto los de vídeo, como los pintores, como los músicos, pensábamos que eran fáciles de explicar, técnicamente... Los que nos eran demasiado complicados los descartábamos....

En la obra el protagonista dice que es "un cagao". ¿Albert Pla es "un cagao"?

No tiene nada que ver. El escenario para mí no es terapéutico. No voy allí a exponer mis culpas ni a expiar mis problemas. Y tampoco soy experto en los miedos de los otros... Sólo los que me han explicado. Quizás podrías hablar del miedo más tú que no yo... No soy un hacha del miedo.

Hay quien dice que los niños son seres básicamente felices. ¿Los niños que presenta en Miedo lo son?

El espectáculo este no nació como obra de teatro, sino que dijimos: "Vamos a hacer canciones de miedo para niños". Hay cuentos para niños y todos son terroríficos. ¿Y por qué no podría haber canciones de miedo para ellos, en vez de hacer canciones que sean pedagógicas o de jiji-jajá? Fue un experimento. Quería hacer canciones para niños en castellano y me salían canciones de miedo... No sé por qué, no sé por qué cojones...

Se puede odiar en las películas y en las novelas, pero en las canciones, no

Algunas de sus canciones destilan odio. Ahora dicen que no se puede odiar...

Sí que se puede odiar. En las películas sí. En las películas y en las novelas, sí, pero en las canciones, no... No sé por qué ahora no se puede... No sé por qué ha pasado eso. Antes tampoco se hacían muchas, pero al menos la gente se divertía cuando hacías una canción de miedo o de terror, o desagradable... Ahora parece que no sólo no se hacen canciones de estas, sino que además está mal visto...

¿Qué opina de Miedo el público que ya ha visto la obra?

La verdad es que salgo antes que nadie del teatro y por eso he oído muy pocas opiniones, aparte de aquello de "me ha gustado mucho, me ha gustado mucho...".

La técnica del 'mapping' es fantástica. Puedes convertir el escenario en lo que quieres

Albert Pla 04 (Nora Lezano)

Miedo. Foto: Nora Lezano.

¿Cómo ha sido eso de hacer un espectáculo basado en las nuevas tecnologías?

Era inevitable acabar haciéndolo: yo siempre lo había intentado. Ya había hecho unos intentos con el Veintegenarios. Pero la tecnología siempre va por detrás de lo que imaginas. La tecnología del mapping la vi clarísima. Puedes volar, puedes navegar, puedes correr por un bosque sucio... Es fantástico. Puedes convertir el escenario en lo que quieras. Puedes hacer una orquesta con 128 músicos que te acompañe, y que, de repente, el violoncelista se desmaye... Puedes hacer todo lo que te imaginas...

¿Ha resultado muy difícil?

No ha sido difícil. Cuando haces un trabajo así, lo haces con Raül, con Judith, con Mondongo... Con un montón de gente de otras áreas, con la que trabajas por la admiración que sientes por ellos. Y eso es genial... Con ellos todo es muy sencillo, por lo sugestivos que son sus mundos. Eso te ayuda y te enseña mucho.

No se había caracterizado por sus pronunciamientos políticos, y en Miedo están ausentes...

Nunca he hecho canciones sociales. Los políticos y la actualidad han estado siempre muy apartados de mis espectáculos. Y Miedo es quizás el espectáculo más antisocial que he hecho. Es una obra que habla de cosas más personales y más íntimas (aunque no lo sean). Pero siempre al final descubres que cuanto más al fondo vas hacia adentro, hacia ti, la gente lo entiende mejor...

Ni Gaudí, Trabal, Obiols y Dalí juntos hubieran podido concebir nunca el 1 de octubre

Últimamente ha formulado acusaciones muy fuertes contra el poder, como con Juerga catalana 2. ¿Por qué?

En estos dos años la actualidad social ha sido tan abrumadora, tan inevitable y tan bestia, que no me pude privar de ello. Al tema le puse Juerga catalana 2, porque ya había hecho Juerga catalana 1: eran 2 tíos que se iban de juerga y lo reventaban todo. Y a mí me parece que Juerga catalana 2 es lo mismo, pero aquí han sido 3 millones de tíos, perfectamente organizados, haciendo una marcianada, una performance. Una cosa que ni Gaudí, Trabal, Obiols y Dalí juntos la hubieran podido concebir nunca. Es una ida de olla, propia de una sociedad micófila. Enfrentada a una realidad micófoba, como es la española, que claro está, no ha entendido nada. Los españoles no tienen el mismo sentido del humor que tenemos nosotros: y por eso han reaccionado con el "que los metan en la cárcel".

Esta semana publicaba un artículo en Público, "Llamadme fascista, pero soy antifranquista. ¿Me puedo quedar en España"?. ¿Qué le ha llevado a escribir eso?

Nada. Lo mismo que me ha llevado a escribir otras cosas. Me parece divertido ir a uno de Vox o a uno del PP y decirle: "hola, soy una mujer catalana, homosexual, divorciada porque mí pareja no quiere que aborte". Me parece curioso que eso no pueda ser normal...

A mí me han censurado siempre. Abiertamente censurado y sibilinamente apartado, silenciado tanto como han podido

¿Tiene miedo de que lo acabe afectando la censura, ahora que hay artistas, como Hassel o Valtònyc, que están siendo perseguidos por sus canciones?

Yo no tengo miedo... Yo les doy la bienvenida al club. En el primer disco ya me censuraron el vídeo, en el segundo le faltaban dos canciones, el cuarto disco tardó cuatro años en salir... A mí me han censurado siempre. Abiertamente censurado y sibilinamente apartado, silenciado tanto como han podido. Me parece genial. "Cuantos más seamos, más reiremos", como dice el refrán. Casi que, dentro de poco, si formamos un partido político, podríamos ganar las elecciones por mayoría, porque seremos más gente censurada que censores.

¿Qué te parece esta obsesión por prohibir letras y canciones?

Entiendo un poco que ellos me censuren, porque tengo que reconocer, aunque sea triste reconocerlo, que yo también censuraría a estos gilipollas que se presentan como presidentes del país dónde yo vivo. También les prohibiría salir por la televisión y les chaparía esta puta boca que sólo dice mentiras y maldades. Si pudiera, y tuviera el poder, yo también les daría por el culo. O sea que lo entiendo. Lo entiendo perfectamente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat