Hace 40 años, un 25 de julio de 1980, los australianos AC/DC publicaban Back in Black. Toda una prueba de fuego, ya que fue su primer disco después de la muerte de su carismático cantante Bon Scott. Piedra angular en la historia del rock, vendieron 50 millones de copias, el segundo álbum más vendido de todos los tiempos sólo superado por el Thriller de Michael Jackson.

Él querría que siguierais

La última vez que vieron con vida en Bon Scott fue en el Music Machine, un antiguo teatro reconvertido en discoteca y sala de conciertos del barrio de Candem Town (todavía ahora continúa abierta con el nombre de KOKO). Era la noche del 18 al 19 de febrero de 1980 y Scott acabaría durmiendo la mona en el Renault 5 de su amigo Alistair Kinnear. No despertó. Tenía 33 años. Como buena estrella del rock, hay teorías de todo tipo sobre su defunción. La versión oficial, sin embargo, dice que murió ahogado en sus propios vómitos.

Buen Scott - Wikipedia
Bon Scott, el cantante original de AC/MI, murió el 19 de febrero de 1980 / Wikipedia

Fue una ceremonia íntima. Era el 29 de febrero, sólo habían pasado diez días desde su muerte, y los familiares más próximos y sus compañeros de grupo, se despidieron de Buen Scott al cementerio de Fremantle Memorial Garden, cerca de Perth, Australia. Los hermanos Young estaban destrozados. Tenían claro que sin Scott no tenía sentido seguir adelante con el grupo. Todo lo cambió las palabras de Chick, el padre del Bon. Fue uno de aquellos momentos catárticos. Acabado el funeral se acercó al Malcolm y al Angus y los dijo: "Tenéis que seguir. Es lo que habría querido el Bon".

La carta del fan

En su viaje de Australia hacia Londres, ciudad donde hacía tiempo que habían establecido su centro de operaciones, Angus y Malcolm empezaron a dar vueltas a los posibles candidatos a sustituir a Bon. El Stevie Wright, cantante de los Easybeats, una de las bandas australianas de rock más populares de los sesenta, era uno de sus favoritos. Y con este, también otros nombres como Steve Marriott d'Small Faces o Angry Anderson de Rose Tattoo. Hicieron pruebas con todos. Ninguno de ellos funcionó. Y entonces recibieron una carta de un fan en que les recomendaba que probaran un tal Brian Johnson, cantando de una semidesconocida banda denominada Geordie: "A Buen Scott le gustaba mucho".

Ciertamente, recordaron que Bon una vez les explicó que había visto en directo unos tal Geordie y le había impresionado al cantante. Una opción que empezó a ganar puntos cuando Mutt Lange, el productor con qué habían trabajado en su último disco, todo un clásico como Highway tono Hell (1979), también los habló de aquel tal Brian.

Brian Johnson Manchester Apollo 1982

AC/DC recibieron una carta de un fan recomendándolos que probaran Brian Johnson, un cantante de Newcastle que trabajaba de mecánico / Wikipedia

A inicios de los años 80 Brian Johnson vivía en Newcastle y trabajaba en un taller mecánico. Tenía 32 años, se había divorciado y tenía dos hijos. Los fines de semana se sacaba un sobresueldo cantante con su grupo de toda la vida, unos Geordie que se habían formado el año 1973. Habían tenido algún éxito menor, pero en Johnson ya había renunciado a todo sueño de ser una estrella del rock... hasta que recibió la llamada de los hermanos Young. ¿Ser el nuevo cantante de AC/DC? Donde se tenía que firmar. Primero, sin embargo, tenía que conseguir la pasta para poder pagarse el billete de tren de Newcastle a Londres.

El primer palpito de que aquel tipo podía ser el candidato ideal para ocupar la vacante lo tuvieron los hermanos Young el día que día a mediados de marzo se encontraron para hacer la prueba y le preguntaron qué canción quería cantar. Todos, absolutamente todos los candidatos anteriores habían respondido "Smoke on the Water" de Deep Purple. Estaban hasta las narices ya de aquel riff. Brian, sin embargo, les pidió hacer alguna de Chuck Berry. Después tocaron "Nutbush City Limits" de Ike & Tina Turner y uno imprescindible del repertorio de AC/DC como "Whole Lotta Rosie".Ja lo tenían, ya habían encontrado a su hombre. Cuatro días más tarde le llamaron para decirle que si quería se podía unir al grupo. No podían perder el tiempo, en nada se marchaban a Nasáu a gravar su siguiente disco.

Seis semanas en el Caribe

AC/DC estuvieron seis semanas, desde mediados del mes de abril hasta finales de mayo de 1980, aislados en las Bahamas trabajando con el productor Mutt Lange en las canciones de su siguiente disco y acoplando la nueva pieza a la maquinaria. Cuando acabaron, habían dado vida a diez temas que conformarían uno de los discos más capitales en la historia del rock. Riffs demoledores y versos hilados sobre los tópicos y el imaginario del género, todo lo que era y representaba AC/DC estaba allí encapsulado, en canciones como "Hells Bells", "Rock And Roll Ain't Noise Pollution", "You Shook Me All Night Long" o la misma "Back in Black".

ACDC COLLAGE

AC/DC grabaron|gravaron Back in Black durante seis semanas en las Bahamas / Wikipedia

Una vez volvieron y con el objetivo que Brian Johnson fuera cogiendo confianza y se reafirmara en su nueva posición, AC/DC organizaron una breve gira por el centro de Europa previa a la publicación del nuevo disco. Johnson era un trozo de cantante, eso era indiscutible, pero le estaba costando tomar el relevo de alguien con un carisma tanto brutal como Bueno Scott. Todo cambió la noche que, después de actuar en Holanda, se le acercó un fan. Llevaba un tatuaje de la cara de Buen Scott en un brazo. "Era mi héroe, pero ahora se ha ido y te deseo toda la suerte de mundo". Ya no volvió a dudar, los seguidores del grupo lo habían aceptado.

Pagar la hipoteca y ser una estrella del rock

Back in Black se publicó el 25 de julio de 1980, justo hace 40 años, una efeméride que el mismo grupo está celebrando con una serie documental donde explican la historia tras el disco y que podéis ir siguiendo en YouTube.

Desde la portada al título y muchas de las canciones de Back in Back, eran el personal y sentido homenaje del grupo a su cantante muerte sólo cinco meses atrás. También su particular ejercicio catártico. El disco se situó casi de forma inmediata en el número uno de las listas de éxitos de más de medio mundo: Australia, Estados Unidos, Inglaterra, Francia... incluso fue número 1 a las listas españolas.

acdc back in black 1 1068x1068

AC/DC han vendido 50 millones de copias de Back in Black, el disco de rock más exitoso de todos los tiempos.

AC/DC acabarían vendiendo más de 50 millones de copias de su séptimo disco, un álbum fundamental para entender la evolución del rock. Un descomunal éxito comercial que tan sólo consiguió superar a Michael Jackson con otro disco referencial como Thriller. La sonrisa de felicidad que dibujó el bueno de Brian Johnson cuando recibió su primer cheque para las ventas del disco por un valor de 30.000 libras. Pensó que pagaría la hipoteca, dejaría el trabajo en el taller y, ahora sí, se convertiría en una estrella del rock.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat