En una sesión de ciberataques de alto nivel sobre compañías, el Ibex no ha mordido el polvo resistiendo ante este nuevo tipo de shocks externos. Telefónica ha apagado los ordenadores de la red corporativa, advirtiendo a sus clientes.

En esta jornada que abre una nueva fase en materia de operatividad, ACS, Gas Natural y Abertis han sobresalido con sus ganancias, mientras ArcelorMittal e Indra se quedaban atrás. Los bancos han sufrido ligeros descuentos, a excepción del Popular aunque sin incurrir en serios temores ni dramatismos.

Por su parte, el Gobierno ha aprobado la reforma de la estiba incorporando los compromisos firmados por la patronal y los trabajadores, lo que abre mejores perspectivas para las empresas y sectores exportadores.

En EEUU, la inflación subió un 0,4% en abril y la confianza de los consumidores según el índice de la Universidad de Michigan mejoró, subiendo a 97,7 puntos en mayo desde los 97 puntos anteriores.

No obstante, se percibe más riesgo en el entorno como revela el ascenso del 0,74% del precio del oro, hasta 1.232,29 dólares. El petróleo Texas subía hasta 47,92 dólares. 

El Dow Jones retrocedía media sesión un 0,14%. La Bolsa de Nueva York no está deprimida, pero sí más débil sintiéndose en territorio de nadie.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat