Martinet, en la Cerdanya, busca desesperadamente a Gertrudis, una de las vecinas más amadas de la localidad que fue secuestrada hace unos días. Pero no, no estamos hablando de ninguna persona, sino de una oca.

Para los vecinos y vecinas este animal "es el icono de Martinet y un reclamo para los turistas que visitan el municipio", ha explicado la corresponsal de RAC1 en Lleida, Alba Mor.

 

oca Vicrain en Pixabay Vicrain / Pixabay

 

Y es que la población, unos 500 habitantes, se había acostumbrado a ver a los dueños paseando a Gertrudis como lo haría cualquier otra persona con su perro.

Desgraciadamente, el pasado sábado su propietaria, Paquita Jordana, llegó a casa de su hermana en coche y dejó la puerta abierta, una situación totalmente habitual para la mujer. La alerta saltó cuando oyó llamar al animal. Desde la ventana, vio cómo un hombre la cogió, la metió en el maletero de un coche, y huyó.

De nada sirvieron los esfuerzos de Paquita por intentar perseguir al secuestrador. La familia ha presentado la correspondiente denuncia y los Mossos d'Esquadra han iniciado conversaciones con las diferentes veterinarias de la zona por si algún cliente puede aportar datos.

Por su parte, los vecinos y vecinas están intentando encontrar más pistas sobre el coche gris que se la llevó a través de las cámaras del municipio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat