Los pasajeros que quieran coger un avión podrían tener que pesarse antes, como mínimo los que tienen obesidad. Así lo recoge una iniciativa de la Federal Aviation Administration, que se escuda en la necesidad de tener datos reales sobre el peso medio de los pasajeros. Al mismo tiempo, aseguran, eso ayudaría a garantizar que las aeronaves, especialmente las pequeñas, no excedan su límite de peso permitido.

Según la entidad encargada de la regulación de la aviación civil a los Estados Unidos, los datos de obesidad de los cuales se dispone no son lo bastante esmerados y el índice de obesidad, especialmente en los Estados Unidos, ahora es mucho más elevado.

Según recoge The New York Post, lo que se plantea es hacer controles aleatorios a pasajeros, tripulación y equipajes. Otra opción, sería pedir a los pasajeros que aporten la información en los formularios de reserva.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat