No todo es estudiar a la universidad. Aunque si has estudiado a la Autónoma ya lo sabrás, las universidades no son solo templos del conocimiento, sino también el sitio donde vivirás las mejores fiestas. Y cuando todo se junta, se puede decir que has hecho un pleno. Eso es lo que pasa a la Universidad de Canterbury (UC), en Nueva Zelanda, donde los alumnos de ingeniería participan anualmente en una extraña competición de construir puentes.

La premisa es simple: tienen que construir un puente que soporte bien a dos personas, pero que colapse si suben tres encima. Puede parecer una locura, pero en el 2019 más de 240 estudiantes de ingeniería civil y natural participaron en la prueba, donde se compite por equipos, y en total se construyeron más de 40 puentes.

Aunque en el 2019 tuvieron que mover la localización, esta prueba se celebra normalmente sobre el río Avon, que pasa por el campus de la UC. Así que los alumnos no sólo tienen que crear unos puentes que después tienen que destruir, sino que además acaban con el culo mojado.

La competición hace más de 20 años que se celebra y el profesor de ingeniería estructural y materiales de la UC Alessandro Palermo ha explicado que probablemente es la competición universitaria mayor y única del mundo.

 

Imagen principal, un fragmento de la competición de puentes del 2017 / Youtube

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat