El Rockefeller Center de Nova York se ha decorado con murales, banderas y vídeos creados por el artista Sanford Biggers. Pero, sin duda, el elemento más destacado es el Oracle, una nueva escultura de bronce de 7,6 metros.

Se trata de un cabezudo de cara deformada que, según Bigger "es una combinación del cuerpo de Zeus y una cara y una cabeza de diferentes regiones y esculturas de África".

Su fealdad ha provocado numerosas críticas, dado que muchos han asumido que es una representación de la "cultura africana".

 

Con este trabajo, se intentaban mezclar las máscaras africanas mezcladas con figuras europeas y, así, crear un diálogo entre la mitología de las dos culturas. Un objetivo que ha quedado eclipsado por la polémica.

 

La exhibición permanecerá en el centro de Nueva York dentro del próximo 29 de junio, con la previsión de hacer una gira de la escultura central más adelante.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat