El lehendakari Iñigo Urkullu ha declarado este jueves ante el Tribunal Supremo como testigo en el juicio al procés. Antes de entrar en la sala del juicio, el presidente vasco ha colgado una fotografía en Twitter anunciando que estaba de camino a Madrid mientras preparaba su declaración ante el alto tribunal español.

En la foto se puede ver a Urkullu sentado dentro de su coche oficial con un ordenador y una carpeta con la bandera de Catalunya donde se puede leer en vasco "seguimiento de la situación", en referencia a los hechos de octubre del 2017.

Después de este tuit, una asociación de guardias civiles ha contestado al lehendakari recriminándole que no llevaba el cinturón y recordándole que si lo paraban, lo denunciarían. Los guardias civiles acaban su mensaje asegurando que les gusta proteger, incluso a aquellos que no los pueden ni ver.

Urkullu les ha recogido el guante y ha colgado una nueva foto, esta vez donde se ve claramente que lleva el cinturón atado agradeciendo su interés, pero asegurando que sí que llevaba el cinturón puesto en el momento de la primera foto.

Las puñetas La vieja rencilla entre Homs y Marchena El Nacional
judici procés jordi sànchez llibre taula
Juicio al procés El libro que Sánchez tiene sobre la mesa: la filosofía de Mèlich Gustau Nerín / El Nacional