Asociaciones de vecinos del distrito de Ciutat Vella de Barcelona han reclamado que el ayuntamiento de la ciudad reabra el tráfico a la Via Laietana aprovechando la finalización del estado de alarma. Las asociaciones de barrio aseguran que el impacto de la medida es "muy elevado" y tiene un beneficio que, a su parecer, "a nivel práctico parece casi inexistente" tanto para vecinos como comerciantes y restauradores.

"No queremos ser una reserva ni un gueto de Barcelona", se quejan en un comunicado firmado por varias organizaciones de vecinos y comerciantes de barrios del centro de Barcelona, donde remarcan que el cierre de la vía "es de todo innecesario".

Además, señalan que al cortar el tráfico "se anula la conexión" de la Via Laietana con el resto de la ciudad y barrios como la Barceloneta, el Gótico o Sant Pere y Santa Caterina "quedan aislados".

En el manifiesto también se quejan de que la decisión del Ayuntamiento fue tomada de manera "centralizada, sin espacio de consulta ni consenso,", y denuncian que se les comunicó "sin antelación y sin ningún tipo de consideración" con respecto al momento "crítico" que vive el centro. En este sentido, detallan que un 25% de los comercios del barrio han tenido que cerrar definitivamente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat