La nueva solución del gobierno de Ada Colau por la crisis de vivienda ha traspasado fronteras. El diario progresista británico The Guardian ha cargado duramente contra los "pisos contenedores" que el Ayuntamiento de Barcelona ha empezado a construir en varios distritos de la ciudad en un artículo publicado este viernes que lleva el título de "¿Latas de sardinas para pobres?".

El rotativo inglés se hace eco del cambio de opinión de Colau respecto de este tema. "El esquema de los contenedores fue inicialmente rechazado por el Ayuntamiento por miedo a la estigmatización que pudieran sufrir los que vivieran allí", comenta al autor. "Pero con más de 1.000 personas en una situación de emergencia, el proyecto pronto se revivió", añade.

the guardian pisos contenedores

En declaraciones en el mismo The Guardian, Jaime Palomeras, portavoz de la Asociación de Inquilinos de Barcelona, asegura que "estos barracones tienen estándares de calidad superiores a los de muchos pisos convencionales de la ciudad, con bastante aislamiento y calefacción por debajo del suelo". "Cuando el proyecto esté acabado no parecerán contenedores", añade.

El artículo, sin embargo, contrarresta estas declaraciones con otras de Co Govers, la creadora de Zest Architecture, quien asegura que "el problema más grande con los contenedores es el aislamiento, tanto térmico como acústico."

Finalmente, el medio recuerda que proyectos similares fueron impulsados en Holanda y el Reino Unido con resultados no muy positivos. "Los pisos fueron tildados de inhabitables e inseguros por el comisionado de niños de Inglaterra. Y los residentes dijeron que tenían poco espacio, mucho calor en verano y mucho frío en invierno", explica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat