El tercer lunes de huelga en el servicio de metro de Barcelona ha vuelto a provocar nuevas aglomeraciones de pasajeros en los andenes y en el interior de los convoyes del suburbano. Concretamente, en la estación de Sagrada Familia de la línea 5, se ha empezado a acumular más pasajeros del habitual hacia las siete y media de la mañana, en el momento en que las frecuencias de paso se han empezado a alargar progresivamente por encima de los cinco minutos a causa de la huelga. La menor frecuencia de paso de los convoyes ha generado que los usuarios viajaran apretados al interior de los vagones.

Los servicios mínimos decretados en el metro de Barcelona han funcionado con normalidad entre las 7 y las 9 de la mañana con la circulación de un 40% de los convoyes que lo hacen habitualmente, ha informado un portavoz de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB).

Según este portavoz, el sector central de la red del metro barcelonés, especialmente las líneas 1 y 5, es el que ha registrado una mayor afluencia de pasajeros y puntualmente se hacen regulaciones en la estación de Sagrera, en un enlace entre las dos líneas, para prevenir la aglomeración de usuarios en los andenes.

Más gente entre las 6 y las 7

TMB ha detectado que en la hora anterior al inicio de los paros, entre 6 y 7 de la mañana, ha habido un 10% de pasajeros más, por lo que se prevé que haya un menor flujo de usuarios en las horas en las cuales están convocados los paros. Igual que en las jornadas de huelga anteriores, el Departamento de Trabajo de la Generalitat ha decretado servicios mínimos del 40% en las horas punta y del 20% en las horas más flojas.

Así pues, el metro funciona hoy al 40% entre las siete y las nueve de la mañana, hecho que supone un total de 57 trenes, y en este mismo porcentaje entre las 16:00 y las 18:00 horas, por lo cual se prevén esperas de entre 8 y 10 minutos en el primer tramo y de 10 a 13 minutos en el segundo, los dos en horas punta.

También ha convocado un paro parcial entre las 20:30 y las 22:30 horas, cuando el servicio funcionará al 20%, hecho que implicará tiempos de espera que irán de los 18 a los 44 minutos. TMB ya ha advertido que los problemas en el servicio empezarán antes del inicio de las franjas de huelga y se alargarán más allá de las horas de fin del paro a causa de los trabajos de retirada e incorporación de los convoyes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat