La plataforma Salvem la Diagonal, abiertamente contraria a la prolongación del tranvía por la Diagonal y defensora de la implementación de una red de bus eléctrico que haga el recorrido por esta avenida, ha sintetizado todas sus críticas en la publicación 'Dissortada Barcelona', un libreto en que compara la situación de la ciudad actual, que no duda al considerar como "La peor Barcelona de la historia", con otros tiempos, como los de la euforia olímpica bajo los mandatos del alcalde Pasqual Maragall o la Barcelona perdida porque no revalidó mandato el alcalde Xavier Trias en las elecciones municipales de mayo de 2015.

"El legado que quedará por generaciones será desastroso por la gestión de la alcaldesa actual", opina Alfons Bosch, secretario de la plataforma Salvem la Diagonal, que en declaraciones a elNacional.cat, afirma que Colau ha hecho "varias burradas durante sus mandatos, algunas baratas, como los colorines a la calle -en alusión a las intervenciones de urbanismo táctico- y otras mucho más caras", como la prolongación del tranvía por la Diagonal, que ya está en obras en el sector entre la plaza de las Glòries y Verdaguer y se prevé que en un futuro llegue hasta la plaza de Francesc Macià. Por eso han publicado 'Dissortada Barcelona', para "remover conciencias".

Con respecto a la publicación, han hecho un millar de ejemplares y de momento se puede conseguir pidiéndola a su correo electrónico, aunque pronto quieren empezar una campaña de distribución que llegue a administraciones y también particulares para hacer llegar su mensaje, aunque, a pesar de la conexión tranviaria ya está en marcha, aseguran que no se dan por vencidos: "Seguiremos dando guerra hasta el final, no creemos que la guerra esté perdida del todo", afirma Bosch, que considera que las próximas elecciones serán un momento clave para el futuro, no sólo del tranvía, sino para la ciudad.

'Dissortada Barcelona' es una publicación breve, de una veintena de páginas a lo largo de las cuales se lamenta el apoyo de la Generalitat a la "destrucción de la Diagonal", donde se acuerda de que incluso en tiempo de la dictadura "Barcelona no claudicó nunca" y como en tiempo de la democracia la ciudad se ha transformado y ha conseguido "prestigio a nivel internacional". Todo ello, un legado al cual Colau ha puesto "punto y final a 76 años de lucha y de éxito", para convertirse en la conocida Barcelona del No, con ejemplos como el Four Seasons, el Hermitage o la ampliación del aeropuerto del Prat. En resumen, según Salvem la Diagonal, "la peor Barcelona de la historia".