La mitad (el 49,97%) de los gastos del Ayuntamiento de Barcelona relacionados con la pandemia de la Covid-19 y tramitados de emergencia se han destinado hasta ahora a campañas de publicidad, según la relación de los contratos disponible en el Portal de la Transparencia del Ayuntamiento. Los gastos por este concepto suman 6.575.218,2 euros, de los que 3.285.777,45 corresponden a pagar el diseño y producción de varias campañas publicitarias —entre otras "Barcelona té molt poder", "BCNacasa" o "Estimat Diari"— y a la contratación de anuncios en varios soportes: prensa, radio, televisión, digitales, redes sociales, cartelería...

Este último es el gasto más elevado: 2,962.361,99 euros, el 90,6% del total, que se distribuyen entre tres agencias de medios, empresas se encargan de comprar espacios o tiempo en los diversos soportes para las campañas de su cliente, en este caso el Ayuntamiento de Barcelona. La agencia percibe un porcentaje de la inversión publicitaria que gestiona. Así, Havas gestiona 1,3 millones de euros en seis contratos (el 44,11% de este gasto); Carat gestiona 1,05 millones en dos contratos (el 35,42%) y Zenith 605.000 euros en un solo contrato (el 20,42%). Carat y Havas encabezan el ranking de agencias de medios en España por inversión publicitaria gestionada, según datos de Infoadex, auditora de referencia de la actividad publicitaria. Zenith es la quinta.

Contratos de emergencia como los mencionados los decide directamente el organismo que requiere el servicio o el suministro. No es necesario tramitar el expediente de contratación, ni ponerlo a concurso, según especifica la Ley Contratos del Sector Público. El ayuntamiento activó esta posibilidad en relación con la pandemia el pasado 11 de marzo mediante el decreto de la alcaldía S1/D/2020-421 (pdf), que le permite "contratar libremente, en todo o en parte, sin estar sujeto a los requisitos formales establecidos en [la mencionada Ley]", incluso aunque no disponga de crédito suficiente.

El decreto de la alcaldía autoriza al ayuntamiento a contratar libremente "servicios y suministros y, si procede, obras del Ayuntamiento de Barcelona y de sus organismos autónomos, destinados a prever o paliar los efectos y contagios del virus SARS-CoV-2 (coronavirus), así como también de aquellos que por mutaciones de este comporten problemas de salud a las personas que necesiten una rápida respuesta para su prevención, tratamiento o eliminación".

Uno de los beneficiados por el decreto de contratos de emergencia es el nuevo director creativo del Ayuntamiento de Barcelona, Nacho Padilla, exdirector creativo del Ayuntamiento de Madrid bajo la alcaldesa Manuela Carmena. Padilla fue contratado con la categoría de asesor de la alcaldesa Colau, con un sueldo de 68.027 euros brutos. Antes, sin embargo, el Ayuntamiento le había encargado, por la vía de emergencia, la creatividad de la campaña "Barcelona té molt poder", por la que el 5 de mayo pasado Padilla facturó 17.309 euros más.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat