Las obras para ampliar el espacio para peatones de la calle Pelai de Barcelona, que pasará de cinco a nueve metros quitando dos carriles de circulación, han empezado este domingo. La primera fase, que acabará en abril, consiste en una ampliación táctica pintando dos carriles de circulación del lado mar con losetas y pictogramas para que el espacio pase a utilizarse como una ampliación de la acera, lo que sumará 1.500 m2 nuevos para los desplazamientos a pie.

En los carriles de circulación de vehículos la velocidad máxima pasará de los 50 km/h actuales a los 30 km/h. Esta primera fase costará 37.589 euros. Una segunda fase de obras para mejorar la conexión entre Balmes y Jovellanos se hará de septiembre a finales de año y costará 90.000 euros.

Los dos carriles que pasarán a formar parte de la acera utilizará formas identificables y asimiladas por la ciudadanía como es la loseta, que la teniente de alcaldía de Ecologia, Urbanisme, Infraestructures i Mobilitat, Janet Sanz, ha recordado que está presente desde 1906 en las calles de Barcelona. También se incorporará una señalización con el nombre de la calle y pictogramas de peatón en diferentes puntos de la vía.

urbanismo tactico calle pelai foto ajbcn (1)

Proyección de cómo será la futura calle Pelai / ACN

4 metros más de acera

En el tramo de la calle Pelai situada entre la plaza de la Universitat y la calle Balmes se pasará de la actual sección, que incluye un carril bus, dos carriles de circulación y un cordón de servicios, a una nueva configuración con un carril bus y un carril de circulación, situado al lado de la nueva acera ampliada. Aquí la acera pasará de los 5,50 metros a los 9,35, y estará delimitada por pilones.

Por lo que respecta al tramo situado entre la calle Balmes y la plaza de Catalunya, se pasará de la anterior sección que había antes de las obras de ampliación de andenes de la estación de los Ferrocarrils de la Generalitat, configurada por un carril bus, cuatro carriles de circulación y un cordón de servicios, a una nueva propuesta con un carril bus, dos carriles de circulación y uno de servicios, junto a la misma acera ampliada que en el tramo anterior. En este tramo actualmente la acera es de 5 metros y se llegará a los 8,85. En los carriles de circulación se pintará señalización de velocidad máxima 30 km/h y de carril recomendado para bicicletas.

urbanismo tactico calle pelai foto ajbcn (3)

Proyección de cómo será la futura calle Pelai / ACN

 

Los plazos de las modificaciones

La primera fase acabará a mediados de abril, según ha explicado Sanz. A partir del mes de septiembre y hasta finales de año se abordará una segunda fase para facilitar que los peatones puedan atravesar la calle Balmes por la acera montaña de la calle Pelai, pasando de la banda Llobregat de Balmes hasta la acera Besòs de Pelai, por un nuevo paso de peatones. Esta fase puede sufrir alteraciones en el calendario, ha advertido Sanz, para no perjudicar la actividad comercial.

Sanz ha dicho que hacen una actuación táctica y no definitiva para acelerar la actuación. "No nos queremos esperar, ya que hacer una transformación definitiva requiere proyecto, trabajo, y no nos esperaremos, empezamos ahora", ha expuesto. Ha dicho que durante esta legislatura no podrán afrontar la actuación definitiva, que no tiene calendario previsto.

 

Foto principal: Proyección de cómo quedará la calle Pelai de Barcelona después de las actuaciones / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat