El Ayuntamiento de Barcelona cerrará las playas de la ciudad durante la verbena de Sant Joan para evitar aglomeraciones. Las diez playas de la ciudad, así como los chiringuitos que hay, permanecerán cerrados desde las ocho de la noche del día 23 hasta las 10 de la mañana del 24 de junio.

Así lo han anunciado este miércoles a la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, el teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, y la gerente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, Carme Borrell.

Tampoco se permitirán las clásicas hogueras, que quedarán limitadas a pequeños fuegos de, como máximo, un metro cuadrado. Las hogueras tendrán que estar dentro de un brasero, parrilla o superficie hecha con ladrillos y se tendrá que controlar el aforo de las personas que se reúnan.

El Ayuntamiento insta a la ciudadanía a celebrar la verbena en un formato "pequeño, preferiblemente en entornos familiares y próximos al domicilio o al barrio de los vecinos y vecinas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat