El observatorio europeo de los lobbies, que ha seguido la pista de Airbnb en los últimos años, cree que el número de apartamentos turísticos en Barcelona es "masivo" en relación con el número de residentes de la ciudad. En una entrevista en la ACN, el representante del observatorio Kenneth Haar atribuye en la plataforma parte de la culpa de las dificultades de acceso a un alquiler a la capital catalana y cree que "cualquier estrategia que busque garantizar una vivienda asequible tiene que implicar una regulación de Airbnb". Para eso, reclama que las ciudades tengan "competencias reales" para hacer frente a la problemática y pone el ejemplo de Berlín como modelo de éxito.

Según él, está muy claro que las normas que se decidieron hace unos años en la capital alemana ha garantizado miles de viviendas para residentes locales. "Si simplemente aceptamos que decisiones como estas se tienen que tomar a altos niveles, hay un riesgo que acabe decidiendo gente que no entiende o que le preocupa poco", advierte.

En este sentido, apunta que "ciudades como Barcelona tendrán que desafiar la autoridad del estado español e incluso la UE" para resolver el problema de la vivienda y conseguir competencias "reales".

Haar afirma que las iniciativas del consistorio barcelonés de los últimos años son "limitadas" y aunque ve la introducción del número de licencia en las ofertas anunciadas a Airbnb como "un buen primer paso" asegura que hay que hacer más.

"Lógicamente, si los propietarios pueden hacer mucho dinero alquilando a través de Airbnb y otras plataformas, el precio de la vivienda aumentará y tendrá un efecto negativo en los residentes", observa. Es por eso que reivindica más competencias para los ayuntamientos. "Uno de los problemas es la competencia limitada y la otra es la ley europea", destaca.

Batalla en Bruselas

Haar tiene pocas esperanzas en el próximo ejecutivo comunitario que se constituirá en otoño. "No espero que la nueva Comisión Europea cambie la posición, seguiremos viendo una CE que será muy crítica con las regulaciones a nivel local", vaticina.

Según él, sin embargo, la de Airbnb y otras plataformas es una batalla que "sigue en curso" en la capital europea. "No hay nada definido todavía, es una lucha política abierta y lo que es importante es que las ciudades hagan sentir|oír su voz aquí en Bruselas", señala.

La capital catalana, dice, ha tenido "un papel crucial en los últimos años" a la hora de influenciar a escala europea pero añade que se tendrá que agrupar con otras ciudades por "presionar" las instituciones europeas. "Si varias ciudades se juntan será difícil ignorarlas", concluye.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat