El kimchi es un plato que se ha introducido recientemente en Catalunya, pero que tiene una larguísima tradición en Corea, país de donde proviene. Dicen que tiene 1.500 años de historia e incluso ha sido incluido en el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. En Corea se consumen grandes cantidades de kimchi. Lo toman solo, como aperitivo, o como acompañamiento de la comida, pero también es un ingrediente esencial en algunos platos de cocina coreana. No todo el mundo, en Catalunya, podrá apreciarlo debidamente: el kimchi es extremadamente picante, y quien no esté acostumbrado, tendrá problemas para tragárselo.

Col china

El kimchi habitualmente se elabora con una verdura que aquí se suele denominar "col china" (aunque hay quien la designa como "acelgas chinas"). Pero también se puede hacer con nabos, con rábanos, o mezclar la col con otras verduras (o incluso con castañas). En realidad, en Corea se preparan muchísimas variedades de kimchi, que no han llegado a Occidente. El sistema de elaboración es bastante simple y se basa en dejar fermentar la col en un líquido con una mezcla de especias: ajo, bochugaru (picante coreano), jengibre, salsa de pescado... Cada familia coreana tiene su variante de kimchi. Se tiene que dejar fermentar de dos días a una semana: cuanto más tiempo pasa fermentando, su sabor es más intenso. Es un proceso un poco complejo; se puede hacer en casa, pero lo más fácil es comprarlo elaborado: es frecuente encontrarlo en lata, pero lo ideal es comprarlo fresco en alguna tienda de productos orientales.

El kimchi cocinado

El kimchi es un ingrediente básico en la cocina coreana: es frecuente, por ejemplo, encontrárselo en las sopas, en los arroces, en los estofados, en los fideos, en las empanadillas... Los coreanos comen kimchi a todas horas: lo pueden servir para desayunar y tomarlo antes de ir a dormir (tienen fama de comer a todas horas). Además, muchos platos precocinados, como los noodles coreanos, tienen sabor a kimchi. Hay quien ha adaptado el kimchi a la gastronomía mediterránea, e incluso se hacen paellas de kimchi.

Propiedades medicinales

Los coreanos usan el kimchi para abrir el apetito, pero dicen también que es un producto muy sano y muy digestivo. Los nutricionistas aseguran que tiene muchas vitaminas. Se le atribuyen propiedades antioxidantes y también se dice que es bueno contra el exceso de colesterol. Algunos incluso afirman haberle encontrado propiedades anticancerígenas. Eso sí, para que el kimchi tenga todas sus propiedades medicinales tiene que estar en pleno proceso de fermentación. No nos servirá, pues, el kimchi enlatado, el más fácil de encontrar.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat