Era un rumor que fue cogiendo bastante durante la semana pasada, y que Jordi Évole confirmó vía tuit al acabar su histórica entrevista con el Papa Franscesc en Salvados: "La semana que viene bajamos a la tierra con un cara a cara entre Ada Colau y Manuel Valls"

El comunicador catalán dedicará el próximo domingo a la batalla por la alcaldía de Barcelona, y lo hace con un cara a cara entre estas dos candidaturas. Exclusivamente, por lo que él mismo ha explicado. Ningún independentista en el encuentro. Curioso, teniendo en cuenta la pluralidad política en la ciudad de Barcelona y especialmente, a las encuestas que dan muchas posibilidades de victoria a Esquerra Republicana y a su cabeza de lista, Ernest Maragall. De hecho, Valls cotiza a la baja en la estimación de resultados. Este fue el tuit que filtraba, la semana pasada, las intenciones de Salvados.

La red no ha tardado al reaccionar a la confirmación del debate Colau-Valls, interpretando el gesto de Évole como una estrategia para despreciar el soberanismo e intentar polarizar el voto. Las críticas, feroces y algunas llenas de ironía hacia el presentador de Cornellá. Un Évole que ya generó polémica con la mesa redonda con periodistas sobre el procés, especialmente con Mònica Terribas.

 

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat