A finales de los años 90, Antonio Hidalgo era el presentador de moda. Desde que empezó a colaborar con Ana Rosa Quintana en el magazin matinal Sabor a tí de Antena 3, todo el mundo avistaba un futuro donde a este periodista con el flequillo hacia un lado se lo rifarían las diferentes televisiones. Se lo conoció, como muchos otros, como "chico Ana Rosa", siguiendo la estela de cómo se nombraba a las colaboradoras de Jesús Hermida o las actrices que trabajan con Almodóvar, pero al revés. A partir del año 2000 se convirtió en el copresentador del espacio, como lo que hace ahora Joaquín Prat, hasta que se marchó dos años más tarde.

Antena 3

Después de pasar por diferentes proyectos que no acabaron de salir bien, Hidalgo ha ido a parar a la televisión de Murcia, La 7 TV, donde presenta el programa Alivou, un formato que consiste en que diferentes personas de edad avanzada vayan a encontrar pareja. Mujeres y hombres y viceversa, pero en lugar de chonis haciendo de tronistas, jubilados. Como un hombre que fue a buscar su media naranja y lo que recibió de parte del presentador fue un zasca en toda regla.

hidalgo

La 7 TV

¿Por qué? Por explicar que una vez, durante una discusión con una pareja, "Se me fueron un poco los estribos. Yo nunca había pegado a una mujer, pero a esa le di un tortazo". Hidalgo salta: "No, no, no. Yo ya, sinceramente, a mí no me quedan ganas de seguir hablando contigo", mientras el invitado intenta justificarse diciendo que sabía que no lo tendría que haber explicado. "No es para hacerlo y mucho menos contarlo. A mí esas sinceridades no me interesan, porque lo que no quiero es que tengas que hacerlo para no tenerlo que contar".

No hay que añadir nada más. Bien, quizás sí... Quizás se tendrían que mirar un poco más a quien llevan a su programa. Y nos queda la duda de saber cómo habría reaccionado Hidalgo si todavía estuviera haciendo programas en Antena 3, por ejemplo Espejo público, y hubiera oído lo que dijo Fran Rivera...

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat