Arantxa Sánchez-Vicario y Josep Santacana ya son oficialmente un exmatrimonio. El juzgado número 2 de Esplugues de Llobregat ha dado la razón al empresario barcelonés (que ya no esconde a su chica), y ha disuelto una unión que nació en 2008 y que ha sido un verdadero desastre para la tenista.

 divorci fallo arantxa i santacana

Santacana ha conseguido así su objetivo: que Arantxa no se llevara ni un céntimo de su patrimonio, hoy en día mayor que el de la deportista (no siempre ha estado así, evidentemente). Y lo ha conseguido llevando la causa a la justicia española, en vez de hacerlo en el estado de Florida, donde residen los dos y también sus hijos, Arantxa Jr. y Leo.

arantxa sanchez vicario fills gtres

GTres

Recordamos que Santacana presentó la demanda de divorcio y de custodia de los niños en los Estados Unidos, pero rápidamente la retiró para hacerlo en Esplugues. La razón, que las leyes americanas hubieran estudiado a fondo el patrimonio de ambos, y que el barcelonés tenía las de perder, después de los desastres que han asolado la economía de la Vicario. En Catalunya, en cambio, le protegía la separación de bienes, y los abogados del barcelonés fueron muy astutos.

arantxa sanchez vicario segunda boda GTRES

GTres

La batalla judicial no ha acabado, aunque parece que Sánchez-Vicario está perdiendo el partido. La custodia de los niños de la pareja se está decidiendo en los tribunales de Miami, y promete seguir ofreciendo titulares escabrosos. Arantxa, a lo largo de este tortuoso camino se separó de su familia (aunque se está reconciliando), se ha arruinó, ha visto cómo se hacían públicos detalles íntimos de su relación y de cómo sus hijos se han convertido en uno arma más de esta guerra.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat