Esta semana hemos conocido la sentencia de la Audiencia Nacional al major Trapero, la intendente Laplana y los exdirectivos de la Conselleria d'Interior, Cesar Puig y Pere Soler. 

La sentencia los absuelve a todos ellos. Estaban acusados de delitos de sedición y desobediencia respecto a los hechos producidos el 1 de octubre, en el referéndum catalán. Las penas que pedía La Fiscalía iban desde los 10 años de prisión por sedición a un año y ocho meses de inhabilitación por desobediencia, y que se basaba fundamentalmente en los testimonios de dos guardias civiles: el coronel Diego Pérez de los Cobos y el teniente coronel Daniel Baena. 

La sentencia no es firme, pues cabe todavía interponer recurso ante la sala de apelaciones de la Audiencia Nacional y, después, ante el Tribunal Supremo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat