Más allá de un pacto concreto de investidura, todos los partidos, todos, sin vetos, tendrían que sentarse en busca de unos nuevos pactos, de la Moncloa o como se llamen, que situen a España, de manera profundamente democrática y no con muros, ante un cambio de época al que no sirve para nada resistirse. Pero por ello harían falta líderes políticos con esta capacidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat