En lugar de carbón, los Reyes vendrán este 2021 con un nuevo endurecimiento de las restricciones en Catalunya. Tras el pase navideño decretado por el Govern, el coronavirus ha vuelto a recuperar el terreno, conduciendo al ejecutivo a adoptar una retahíla de medidas para "bajar el ritmo" durante 10 días, como mínimo hasta el 17 de enero. Ante esta decisión, la pregunta que sobrevuela el ambiente es si hay garantía de que puedan celebrarse las elecciones convocadas para el 14 de febrero. Instantes después del anuncio del enésimo paro, se lo preguntamos directamente al máximo responsable del área de procesos electorales. El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé (Agramunt, 1975), atiende a ElNacional.cat por videoconferencia. Desde Navidad que por un contacto estrecho con un positivo está confinado en su casa, en Agramunt, el municipio de donde fue alcalde hasta su nombramiento repentino por la dimisión de Alfred Bosch a raíz de la denuncia de acoso sexual de su jefe de gabinete.

barrote sole gobierno gobierno

Con los datos que hoy tenemos sobre la mesa y el endurecimiento de las restricciones anunciado, ¿se pueden celebrar las elecciones del 14 de febrero?
Las restricciones anunciadas son para los próximos días. La valoración de la celebración de las elecciones tiene que hacer referencia al 14-F, por lo tanto a un escenario futuro. Por este motivo nos dotamos de un cuadro de escenarios consensuado por todas las formaciones políticas, avalado por el Procicat. Es a partir de este cuadro de escenarios que tenemos que determinar la viabilidad de las elecciones o un posible aplazamiento. Lo que está claro es que este escenario prevé que únicamente se aplacen las elecciones en caso de restricción excepcional de la actividad social.

¿Pero con las restricciones actuales se podrían celebrar las elecciones? ¿En este contexto actual?
A día de hoy a pesar de las medidas anunciadas no hay una limitación extraordinaria a nivel social y, por lo tanto, según el cuadro de escenarios, se podrían celebrar.

No hay una limitación extraordinaria a nivel social, por lo tanto, las elecciones se podrían celebrar

De los dos escenarios previstos por el aplazamiento, uno es muy claro, el de un confinamiento total como en marzo, pero el otro es más interpretable, habla de restricción de actividades sociales en amplios espacios y sectores y aforos muy limitados en el resto... ¿Este no es el caso actual?
El cuadro dice que tiene que haber una restricción importante de la actividad social, especialmente en aquellos espacios de amplia concurrencia, y a día de hoy eso no es así. Por lo tanto, a día de hoy, según el cuadro de escenarios, se podrían celebrar.

¿Es decir que cerrar comercios el fin de semana, con bares y restaurantes sin abrir la mayor parte del día y gimnasios cerrados, eso no es una restricción importante de la actividad social?
Yo lo que digo es que el cuadro de escenarios consensuado con las aportaciones del Departament de Salut determina los escenarios vinculados a los tramos que establece el Procicat de si se pueden celebrar o no las elecciones. Evidentemente, una vez llegado el momento y a partir de la situación epidemiológica del momento se tomará la decisión. A día de hoy, la objetividad se basa en este cuadro.

Pero el concepto "restricción importante" es interpretable...
Si miras el cuadro, a día de hoy, con las restricciones anunciadas, se podrían celebrar. Eso no quiere decir que a partir de la situación del momento se analice y se tome la decisión oportuna.

La decisión se tomará la próxima semana

¿Y si hoy tuviera que poner la mano al fuego, qué diría? ¿Los catalanes podrán ir a votar el 14-F?
La decisión se tomará la próxima semana. Yo no puedo anticiparla. Si se ha fijado el 15 de enero como la fecha buena desde el punto de vista epidemiológico para tomar la decisión, no tiene sentido adelantarnos. Hasta el 15 no tendremos toda la información.

El 15 de enero todavía estaremos inmersos en las restricciones actuales vigentes. Y el propio doctor Argimon y otros expertos pronostican que la situación irá a peor los próximos días.
Insisto, no me quiero adelantar. Sería un ejercicio de irresponsabilidad. El cuadro de escenarios es muy objetivo y consensuado.

Y si no se aplazan las elecciones, ¿cómo explicarán a los ciudadanos que no pueden abrir los negocios, que no pueden ir al gimnasio o al bar pero que los animan a ir a votar?
En primer lugar, una vez tomada la decisión, se explicará. Por otra parte, tendremos que explicar la situación que se encontrará el ciudadano el 14-F, no la situación en que se encuentre el día 15 de enero.

Si se acaban aplazando, ¿tienen ya una fecha alternativa? Algunas fuentes apuntan a mayo...
Este supuesto ahora mismo no está. Una vez valorada la situación epidemiológica, en torno al 15 de enero se tomará la decisión. Sí que es cierto que hay un consenso por parte de todas las formaciones políticas que en caso de posponerse las elecciones, se haga con una propuesta de fecha sobre la mesa. La última decisión siempre la tiene el Govern de la Generalitat. Antes de tomar la última decisión escucharemos las voces de la mesa de partidos.

Si se posponen las elecciones se hará con una nueva propuesta de fecha sobre la mesa

Independientemente de cuando sean, las solicitudes de voto por correo ya se han activado. ¿Cuántas han recibido hasta ahora?
Nos consta que el 2 de enero había unas 10.000 solicitudes de voto por correo. Aproximadamente tres de cada cinco de las solicitudes se han hecho por vía telemática. Lo celebramos, es una cifra diez veces superior al 2017. Es un avance y esperamos que en los próximos días siga siendo así. Quien no lo quiera hacer a través de medios telemáticos que sepa que lo puede hacer presencialmente en la oficina de correos.

La medida que prevé que el cartero de correos sea el depositario del voto ha despertado suspicacias. Algunas voces críticas especulan que podría haber irregularidades.
Podría haber las mismas irregularidades que podría haber trayendo el voto a la oficina de correos. Lo único que hacemos es introducir a una persona más en la cadena de transmisión de este voto hasta la urna. El funcionario de correos en lugar de recoger el voto en la oficina de correos lo hace en el domicilio del ciudadano.

Todo el mundo que esté convocado a la mesa electoral tiene que asistir. La ley electoral no permite excepcionalidades

Dado el contexto de pandemia, ¿seguirá siendo obligatorio ir a la mesa electoral si a un ciudadano se lo convoca?
En primer lugar hay unos protocolos de seguridad trabajados con el Procicat que ya cuentan con las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las personas que formen parte del dispositivo electoral. Por otro lado, formar parte de una mesa electoral puede ser entendido como una obligación pero también como un derecho. De la misma manera que en unas elecciones aquella persona que por los motivos que sea considera que no tiene que formar parte de una mesa electoral, evidentemente puede emitir un recurso. Pero todo el mundo que sea convocado a una mesa electoral tiene que asistir, porque evidentemente se le garantizará la protección. La ley electoral no permite excepcionalidades.

¿Y para los residentes en el extranjero, han encontrado alguna solución nueva, o volverá a ser un calvario que puedan votar los catalanes que viven fuera de Catalunya?
Hemos insistido desde siempre que es indispensable derogar el voto rogado, que es competencia del Estado. Podemos y el PSOE lo llevaban en su programa. Nosotros hemos solicitado en la JEC la posibilidad de anticipar la documentación genérica a los ciudadanos en el extranjero para que puedan preparar el voto con más antelación, sin tener que esperar a recibir las papeletas. Eso a día de hoy no está concedido. Fue un acuerdo unánime de la mesa de partidos y por eso hemos vuelto a enviar la petición. Espero que la respuesta sea positiva, porque si no, estarán limitando nuevamente el derecho al voto a los ciudadanos en el exterior.

¿Teme que la pandemia hunda la participación en las elecciones?
En observación internacional hemos visto que en aquellas elecciones que han contado con consenso por parte de las formaciones políticas y que se han planificado con tiempo como hemos hecho aquí, la participación ha tenido una pequeña bajada pero ha sido asimilable a cualquier participación de otros comicios. Con este objetivo trabajamos. Por eso hemos intensificado la campaña institucional.

Las encuestas apuntan que hay un número muy elevado de indecisos, más de un tercio del censo, y que el partido a quien más afecta la indecisión es ERC, que tiene frontera de voto con JxCat, pero también con comunes y el PSC. ¿Cómo lo afrontan?
ERC afronta las elecciones presentando su proyecto político y social. Cuando tú expones un proyecto amplio tienes un espacio abierto de posibles indecisos. Tenemos que tomarnos el espacio de indecisión como un reto para intentar convencer el máximo de personas posible.

Estas elecciones irán de PSC o ERC

¿Y cómo lo harán para convencer a la vez al que duda entre votarlos a ustedes o a JxCat y alque duda entre ustedes y el PSC?
Estas elecciones irán de PSC o ERC, porque son dos modelos que el tiempo nos ha demostrado que son contrapuestos. ERC se presenta con unos objetivos claros para avanzar hacia la República Catalana pero también con un modelo social basado enestos valores republicanos. Por lo tanto, el ciudadano tendrá que escoger entre este modelo del PSOE que a pesar de llamarse el gobierno más progresista de la historia, hemos visto como ha gestionado la pandemia o el modelo de ERC.

Usted tuvo el mérito de ser el protagonista de una de las últimas imágenes de unidad de los partidos independentistas, cuando lo acompañaron a declarar al TSJC por la causa abierta por el 1-O. Acostumbrados a tanta división, eso es noticia...
Yo siempre he sido de poner sobre la mesa lo que nos une, sobre todo en los derechos y libertades como país. Es el momento de dejar atrás los reproches, que no nos llevan a ningún sitio. Hemos conseguido demostrar con el tiempo que el movimiento independentista es diverso y transversal y que caben muchos proyectos políticos. Más allá de enfrentarnos, tenemos que poner en valor aquello que compartimos.

La sensación es que se unen cuando se les castiga por parte del Estado, pero que en cambio en la gestión del día a día les cuesta dios y ayuda.
Es evidente que la gestión del día a día en plena pandemia ha sido una prueba de estrés para todo el mundo, no sólo para el Govern de la Generalitat. Pero insisto, es importante poner en valor aquello que compartimos. Seguro que sabremos encontrar los acuerdos.

Usted que lo vive desde dentro, ¿cree que ha habido episodios de deslealtad entre los socios de Gobierno?
Ha habido más espacios compartidos. Hay que dejar de lado los reproches, porque eso no ayuda en nada a la ciudadanía.

Es momento de abrir puertas a formaciones políticas con quien compartimos parte del camino

El colectivo Primero De octubre, corriente crítica dentro de su partido, ha pedido a la dirección que después del 14-F ERC sólo pacte con partidos independentistas...
ERC ha dicho muy claro con quién no pactará.

¿Pero qué responde a este colectivo que forma parte de su propio partido?
Que todos aquellos espacios que nos permitan ponernos de acuerdo en la defensa de las libertades, el derecho a la autodeterminación y el proyecto social, se tienen que escuchar para un futuro gobierno. Es momento de abrir puertas a formaciones políticas con quien compartimos parte del camino.

Pronto hará un año que fue nombrado. ¿A lo largo de este tiempo, qué ha hecho su Departamento para ganar complicidades internacionales con el procés independentista?
Este último año ha estado extremadamente marcado por la pandemia. Los esfuerzos se han concentrado en ayudar a devolver a los ciudadanos catalanes en el exterior que tenían que volver o que tenían que vivir el confinamiento a distancia. Y también observar las buenas prácticas internacionales que se llevan a cabo para replicarlas. A partir de aquí es evidente que mostrarnos como un actor fiable es indispensable para poder ser escuchados en todos los ámbitos. El Govern de la Generalitat se explica desde todos los puntos de vista.

¿En qué situación se encuentra el informe que propone expedientar a su predecesor, Alfred Bosch, por el caso de acoso sexual de su jefe de gabinete?
Precisamente por la protección de datos que requieren estos tipos de informes, solo se nos facilitará a los miembros del Gobierno una vez esté elaborado y justo cuando tenga que ser tratado en el Consell Executiu. A día de hoy yo no tengo a mano el informe por motivos de confidencialidad.

Pero ha pasado ya casi un año y todavía no hay respuesta...
Los organismos que elaboran estos informes tienen sus tempos. Son los servicios jurídicos de la Generalitat los que trabajan en este informe.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat