Vivimos Sant Jordi atípico. Ahora bien, la mayoría pudimos vivirlo como un día especial en medio del confinamiento, como veremos en el capítulo 7 de la serie documental Pandemia 2020: crónicas de un cambio de vida.

Las librerías estuvieron el pasado 23 de abril con las persianas bajadas, pero al interior de algunas de ellas, el ritmo no era tan pausado como en el exterior. Recoger y ordenar pedidos e incluso se activaron los envíos por esta festividad. Bien similar fue la situación en el caso de las floristerías, que no han abierto al público, pero en muchas de ellas se preparaban rosas para enviar a domicilio. Algunos ciudadanos se han acercado a las floristerías esperanzados al poder encontrar alguna rosa, pero se han tenido que marchar con las manos vacías.

A pesar de estar cerradas, en el interior de las librerías había empleados trabajando en los pedidos que les han estado llegando los días previos a Sant Jordi. Si bien los libros no han corrido como es habitual en una festividad de Sant Jordi, tampoco lo han hecho las rosas. Pocos han sido los passavolants que llevaban una rosa a la mano, en algunos casos, por ejemplo, como regalo en los mercados. Algunas floristerías siguieron preparando pedidos durante toda la mañana, con tijeras en mano y mucha destreza.

¿Qué libros regalamos en plena pandemia? La imaginación es libre y este clip muestra la cara más divertida del confinamiento. También la más romántica y emotiva. La señora Giral nos recita una poesía y la enfermera Alba Lloys paso el Sant Jordi en una UCI.

El Gremi de Floristes de Catalunya hizo valoración muy positiva de la festividad de Sant Jordi, ya que prácticamente se había doblado la previsión de ventas y se había cerrado el día con una cifra que superaba las 500.000 rosas vendidas. La previsión de los encargos anticipados facilitó que las floristerías pudieran adaptar el pedido e incrementar la compra final a los mayoristas. "Estamos muy satisfechos de la respuesta ciudadana y la profesionalidad de los floristas, no nos consta ninguna incidencia con respecto al reparto", señalaba Joan Guillén, presidente del Gremio.

La Cambra del Llibre, integrada por los gremios y asociaciones de editores, libreros, distribuidores y artes gráficas de Catalunya, junto con el Gremio de Floristas y del sector de la flor han acordado finalmente fijar la celebración del Día del Libro de 2020 para el jueves 23 de julio. Esta será pues la fecha del Sant Jordi alternativo ante la imposibilidad de que se celebrara en su totalidad el 23 de abril, con el estado de alarma todavía en vigor.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat